Farturruta San Xuan de Beleño-Abiegos-Sobrefoz - Casa Benigna

Dirección: Sobrefoz - Ponga
Teléfono: 985 843 106


Web: http://apartamentosponga.es/


Calidad: 4/5
Precio: 15€


Comentarios: Ponga sin duda es el paraíso por descubrir, Reserva de la Biosfera desde 2018, está llena de rincones que ni siquiera conocemos los asturianos, y de pueblos que luchan por sobrevivir manteniendo su esencia.


Os llevo a una farturruta preciosa, de las más guapas que hice, desconocida y donde solo nos cruzamos con un paisano en toda la ruta que llevaba un tronco a un sitio donde lo pudiera recoger con el tractor. Completamente virgen, asequible para toda la familia, con un paso donde hay que tener un poco de cuidado si el río está crecido, y con unas vistas espectaculares sobre alguna de las montañas más míticas de Asturies.


Al final, parada a comer en Casa Benigna, un mítico de la gastronomía asturiana que os va a encantar. Tiene además apartamentos rurales por si os queréis quedar a dormir.


Comenzamos en San Xuan (de Beleño, el dios del sol de los ástures), aparcamos casi al final del pueblo, en el parking del Centro de Interpretación (que podéis visitar a la vuelta). En ese punto encontraréis un mapa descriptivo de la ruta, aunque nosotros hagamos una pequeña modificación que ya os contaré.


San Xuan es un pueblo famoso, aparte de por su belleza y su centro, por el Guirria. Tradicional desfile de carnaval que se celebra el 1 de Enero, donde el Guirria, un ser mitad trasgu, mitad hombre, desfila por todo el pueblo besando y achuchando a todas las mujeres, echando ceniza a quien trata de impedirlo, mientras lo acompañan los hombres solteros del pueblo a caballo recogiendo casa por casa el aguinaldo.


Comenzamos la bajada atravesando el pueblo, muy bien conservado y con casa preciosas.


Comenzamos a divisar el Tiatordos, que nos acompañará en casi toda la ruta.


El primer tramo es de bajada hacia el río Ponga, por pista hormigonada. Dejamos el antiguo lavadero.


Durante la mayor parte de la bajada nos acompañan la majestuosidad del Tiatordos (1951m izquierda. "La montaña perfecta"), en medio la Foz de la Escalada y a la derecha, Peña Taranes (1681m), en honor a Taranis, antiguo dios astur de la truena. Ya subimos ambas, pero con bocata, no da tiempo para hacer farturruta.


Seguimos bajando, ya por pista de tierra, hasta llegar al Río Ponga, y encontramos esta pequeña maravilla de puente + cascada.


La senda sigue por una maravilla de bosque lleno de castaños, con un pequeño repecho de subida.



Pero en seguida llanea. El desnivel total de la farturruta son 300m, muy fácil.



Volvemos a bajar, y encontramos un puente natural, que cruza el río de forma subterránea.


En ese momento, encontramos un cartel y tenemos que tomar una decisión: la ruta es circular. De San Xuan se va a Sobrefoz, de Sobrefoz a Abiegos y de Abiegos volvemos al coche a San Xuan. En total son 11Km, fáciles de hacer, unas 4h a buen ritmo. Nosotros queríamos comer en Sobrefoz, una vez en San Xuan, deberíamos coger el coche e ir a Sobrefoz. Pero lo queríamos hacer todo caminando, por lo que hicimos la ruta a nuestra manera: fuimos hasta Abiegos, volvimos a este punto y subimos a Sobrefoz a comer. Después de comer bajamos tranquilamente por el mismo camino a San Xuan y volvimos al coche parando a hacer todas las fotos de ríos y cascadas (que llevan su tiempo). En total, caminas algo más de los 11km pero como haces parte después de comer, se hace muy llevadero.


Como os decía, nos desviamos hacia Abiegos.


Al poco, un puente de madera con esta maravilla.


Ya sabéis las reglas, cuando encontréis una portilla cerrada, la dejáis como está. Pero sí, vais por el camino correcto. Por cierto, el camino está señalizado en todo momento.


Es así de guapo.



Y tiene estas vistas.


Al final del camino, llegáis a la carretera que une Sobrefoz con Abiegos. En el pueblín de Llandelestosu. Los últimos metros se hacen por carretera.



Desde la carretera os encontráis una mirador.


Con vistas a Abiegos.


Antes de llegar, os encontráis este mini cascada.


Damos una vuelta por el pueblo. Merece la pena.


A la entrada justo, tenéis la Casona de Merreguera, de 1742.


Una plaza muy guapa, e incluso chigre donde paramos a reponer fuerzas (y tiene pinta de comerse bien)



Volvemos sobre nuestros pasos. Podéis ir hasta Sobrefoz por la carretera, pero os recomiendo que os volváis a meter por el camín que encontráis en Llandelestosu, y bajéis hasta el indicador que pone a Sobrefoz. Si hasta ahora la la ruta fue guapa, os aseguro que queda lo mejor.


Indicador. Sentido Sobrefoz.


Como os decía, comienza lo guapo. Se sigue la senda junto al río y aquí tenéis que ir con un poco de cuidao. Cuando fuimos nosotros veníamos de días de nieve y lluvias y baja el río muy crecido, por lo que tuvimos que andar un poco entre las piedras para seguir el camino. En condiciones normales se pasa sin problema.


Comienza una mini subida con el agua bajando por el camino. Cuidao con los regodones (piedras redondas desgastadas por el agua), que resbalan. Para subir y para bajar. Recomendable cayáu o bastón de montaña.


Vamos ganando altura al río por un camino precioso.


En seguida comenzamos a encontrar casas, ya estamos en Sobrefoz, en los barrios de Güiles y Yanu, con casonas como esta de la foto del SXVIII.


Seguimos un cachín por carretera y llegamos a núcleo urbano de Sobrefoz. Un pueblín muy guapo donde merece la pena perderse.


En la plaza del pueblo se encuentra nuestro destino, Casa Benigna. Un mítico de la gastronomía asturiana, que empezó siendo chigre-tienda y que ahora, solo como restaurante, es uno de esos sitios que merece la pena la visita, aunque sea sin farturruta.


Como veis, terraza guapa, y dentro zona de barra. Por un estrecho pasillo, pasando la cocina, un comedor con 4 mesas, y más atrás, bajando unas escaleras un amplio comedor. De todos modos, reserva que se suele llenar si vais de fin de semana.


Para comer carta o menú. Nosotros pedimos el menú: de sábado, con 3 platos excepcionales y postre, 15€. Una maravilla. Lamentable para nosotros como consumidores que tengan que poner que no se comparten menús ... 15€, por dios.


Comenzamos por Sopa de Hígado. Buenísima. Densa y con algún trozo de carne.


Y Sopa de Cocido. Muy buena también.


De segundo, sí o sí, Fabada. Hecha del día. La faba, grande y de las buenas, mantequilla pura en la boca. Y con pota al centro para tripitir. Eso sí, al día siguiente seguro que todavía estaba mejor.


Con su Compangu. La morcilla tira a dulce y el chorizo tiene un toque picantín muy rico. El tocín maravilloso


Y de tercero, Cabritu. Maravilloso. De los mejores que probamos.


Y Jabalí. Muy rico. Además bravo, con mucho sabor Ambos acompañaos de patatas, con salsina y pimientos.

Normalmente esperamos un postre que no esté a la altura de los platos, pero en este caso no. Tenéis que probar su famosa Copa de Queso los Beyos. Es maravillosa. El queso los Beyos es el queso elaborado en la zona, un queso fuerte, pero que lo hacen en una copa en forma de crema y lo mezclan, a elegir, con Nueces y Miel o con Caramelo y Chocolate.


Con Caramelo y Chocolate.


Con Nueces y Miel. Probad los dos, hacedme caso.


Comida espectacular por 15€. Con agua, vino y casera. Y café de puchero.


Después damos una vuelta por el pueblo, para bajar la fartura.


Y volver hasta San Xuan de Beleño por el coche.



Una de las Farturrutas más guapas que recuerdo. Lo tiene todo, paisaje con alguna de las montañas más majestuosas de Asturies, ríos, cascadas, puentes, pueblos preciosos, y un restaurante baratísimo que merece la pena la visita solo por el menú. Va a ser difícil superarla.