Hover Setting

default

Farturruta de A Seimeira comiendo en Casa Pedro

Dirección: C/ Teresa de Francisco - Santalla d'Ozcos
Teléfono: 985 626 097


Web: https://www.hotelcasapedro.com/
Twitter: [@HR_CasaPedro] https://twitter.com/HR_CasaPedro
Instagram: [@hotelruralcasapedro] https://www.instagram.com/hotelruralcasapedro/


Calidad: 3/5
Precio: 33€


Comentarios: Seimeira es el nombre que se da en eonaviego a las cascadas, y en la Farturruta de hoy os llevo a visitar una espectacular en Santalla d'Ozcos. Un lugar mágico, con leyenda incluida, para ver una cascada con una caída de unos 30m. 


La ruta a la Seimeira son unos 6,5kms ida y vuelta, con apenas 100m de desnivel. Tardaréis unas 2h y media en hacerla. Yo os voy a proponer visitar lo Texos de Busqueimado, que añade 3kms más a la ruta. Así tenéis las dos opciones, la fácil y la que os exigirá un poco más. 


Comenzamos en el pueblo de Pumares. Justo a la entrada hay un área recreativa con una zona amplia donde podréis aparcar el coche. Pumares es un pueblo precioso, muy cuidado, con pasado ferreiro y que mezcla piedra, pizarra y el río Agüeira que lo cruza. 


El río Agüeira nos acompañará toda la ruta hasta la cascada. 


A los pocos kilómetros, encontráis la aldea abandonada de Ancadeira. Una aldea preciosa por la que os recomiendo perderos unos minutos y escuchar el silencio. 


Desde allí, continuamos hasta el Valle del Desterrado, donde Alberto Álvarez Peña, en su libro "Un Paseo por la Mitología Asturiana. Lugares de Leyenda", nos cuenta: 
Contaban que bajo la seimeira había vivido un hombre desterrado. En su condena se decíua que debería vivir en un sitio "donde no se oyese ni gallo cantar ni gallina cacarear". 
Esta condena aperece en algunas leyendas sobre nobles que podían dictar justicia en lugar del rey. Eran llamados "Señores de forca e cuchillo". En algunas historias son condenados por matar al cura, cuando éste oficiaba misa antes de su llegada. 
En Santalla se cuenta la leyenda de una viuda de uno de estos poderosos señores, que fue a cazar en domingo indicando que no se diese inicio a la misa hasta que ella no volviera. Ante la tardanza de la señora, el cura decidió comenzar la misa. Cuando ella llegó, enojada, ordenó a uno de sus sirvientes que disparara sobre el cura, matándolo. Nadie se atrevió a decir nada a las Justicias pero un día el sirviente, que estaba borracho en una taberna de A Fonsagrada, comentó: "¡Contos mortos leva'l meu fusil al llombo!". Esto desperó sospechas y la Justicia comenzó a indagar sobre el crimen del cura, hallando finalmente a la viuda culpable. La mujer fue llevada a A Fonsagrada y condenada a ser descuartizada por cuatro caballos. 

Llegamos a un área recreativa donde podéis encontrar, además, alguna corripa


Al poco, llegamos a un cruce donde tenemos que decidir. Si seguimos rectos, vamos hacia la Seimeira, si cruzamos el puente, vamos a Busqueimado. Nosotros decidimos ir, es un tramo corto de 1km en fuerte pendiente donde tienes que subir un desnivel de unos 200m, pero merece la pena. 


Arriba, al lado de la ermita, dos texos impresionantes que merecen la pena la visita. 


Descendemos al camino principal y, ahora sí, vamos hacia la Seimeira, que está a pocos metros del desvío. Una impresionante caída de 30m en un entorno increíble. Cuidao con no resbalar. 


Volvemos de vuelta al coche, y en la misma Santalla, nos vamos a comer al Hotel Casa Pedro. Un hotel precioso con unas vistas increíbles. Tiene una terraza preciosa, y dentro, un comedor también con vistas. 


Pedimos de entrante, Mejillones Tigre. Que los vimos en la carta, y hacía muchísimo que no comíamos, y nos apetecieron. Bien. 


De segundos, Bonito a la Plancha. Muy bueno. 


Y Cabrito Guisao. Sin salsa, pero jugosín. Muy rico. 


De postre, Mousse de Limón. Suave. Nos gustó.


Y Fresas Ecológicas de Ventoso, un pueblín cerca de Santalla. Maravillosas. 


Para beber, Finca los Frailes de Monasterio de Corias. Albarín Tinto, Mencía, Carrasquín y Verdejo Tinto. 8 meses en barrica de roble. Nos gusta mucho. 


Pagamos por todo 66,20€. Muy buena elección si estás en Santalla. Cascadas mágicas, bosques de ensueño, leyendas de destierro, aldeas abandonas y un hotel-restaurante donde las vistas y la comida conseguirán que no quieras abandonar Santalla. 


No hay comentarios