Hover Setting

default

Farturruta de Pendones a Pandevilla comiendo en el Balcón de Redes

Dirección: Rusecu - Sobrescobiu
Teléfono: 985 609 014


Precio: 23€


Comentarios: Ya sabéis que podéis hacer las Farturrutas en cualquier época del año, aunque os intentamos siempre recomendar la época idónea para hacerla. Ésta es una Farturruta que acortamos por la nieve, y que quisimos hacer entre los últimos días del Otoño y los primeros con nieve, porque tiene las dos cosas, un fayéu alto donde todavía aguantaban los colores y las primeras nieves del año. 


Os llevamos al conceyu de Casu, a la Mayada de Pandevilla. La ruta son 8kms. 4kms de subida a la ida y 4kms de bajada a la vuelta. Se puede ampliar hasta Collau Llagú, que añadiría 1,5km más de subida y su correspondiente de bajada. 


La ruta tiene un desnivel de 600m, pasando por un fayéu espectacular, y por claros con unas vistas increíbles sobre el cordal de Ponga, con el Tiatordos y el Maciédome presidiendo a ambos laos de las vistas. Tardamos unas 2h en subir, con paradas a hacer fotos y la dificultad de los tramos con nieve. Es una ruta con un poco más de desnivel del habitual, pero llevadera. 


Salimos del pueblo de Pendones, mítico punto de inicio para muchas rutas, incluida esta Farturruta. A la entrada tenéis una zona de aparcamiento, desde la que ya veis el Tiatordos.


Nos queda bajar un poco por la carretera del pueblo y girar a la izquierda donde indica el cartel de la cuadra. 


El primer tramo es una subida por pista. 


Donde el Tiatordos nos acompaña en todo momento. Tiene un par de tramos de pendiente, pero se hace sin problema. 


Según vamos subiendo vamos viendo el fayéu que tenemos que atravesar. Los colores lo delatan. 


Tras la subidina inicial, una vez ganada la altura, comenzamos a llanear por una pista. Atravesamos una fuente. 


Al poco ya encontramos el desvío al fayéu. Ojo que si seguimos recto acabamos en la Farturruta que os enlacé a Vegabaxu. En este punto tenemos que desviarnos por el camino estrecho de la izquierda y abandonar el camino principal. Es el único punto de confusión que puede tener la ruta. 


Comienza una subida preciosa. Primero entre robles. 


Después, poco a poco, va apareciendo la faya y se va haciendo dueña de los colores. 


Ya os digo que es una subida preciosa en cualquier época del año, pero en el otoño, es espectacular. 


Revuelta tras revuelta, vamos ganando altura.


Abandonamos el fayéu, y llegamos al sitio conocido como la Llongar. Un pequeño claro donde nos volvemos a quedar impresionaos con las vistas al Tiatordos. 


Seguimos subiendo, de forma más leve, y volvemos a introducirnos en el fayéu. 


Ya estamos a más altura y la fueya del fayéu pierde espectacularidad, pero sigue siendo un sitio precioso. 


Y empezamos a ver las primeras nieves.


Salimos del fayéu, y si venimos de un sitio precioso, lo que nos queda es impresionante. Se nos abre un claro, por un camino, bordeando el Picu Les Corones. En la foto, toda la sierra del Mongayu, sí, donde el Tabayón. 


Con estas vistas. El picu de la derecha, La Senda. El del fondo de la izquierda, El Casar. 


Seguimos por el camino bordeando. Vemos que nos queda otro fayéu por atravesar. Al fondo, imponente, el Maciédome.


Bordeamos el fayéu, la nieve ya empieza a hacer más difícil caminar. La faya se mezcla con el carrascu


Y llegamos a la Mayada Pandevilla, o también conocida como la Llana'l Fresnu. En frente, el Maciédome. 


Si seguimos subiendo hasta el medio de los dos picos, llegaríamos al Collau Llagú. Sería 1'5kms más, pero con la nieve así preferimos no arriesgar. Desde allí, las vistas al Maciédome a un lao, y el Tiatordos, al otro, son impresionantes. 


Nosotros decidimos volver, disfrutando tranquilamente de las vistas. 


Nos volvemos a meter en el fayéu.


Y bajamos hasta volver a ver Pendones. 


Para comer, en el mismo Pendones, teníamos hasta hace poco, Casa Juanín, un indispensable, pero ya cerró. Tenéis en otras Farturrutas muchas opciones por la zona de Casu. Nosotros nos fuimos a Rusecu, que nos quedaba de vuelta en coche, al Balcón de Redes


Buen aparcamiento, y buena terraza en frente del Pantano de Rusecu. Un sitio privilegiado. 


Es una casona grande, según entras, zona de barra, con mesas para comer o tomar algo. Y a la derecha, un comedor curioso donde comer. 


Carta pequeña, muy centrada en platos de parrilla, de la que hablan muy bien. Nosotros pedimos, de primero, Fabada. Nos recomendaron una ración, y se quedó un poco escasa. La faba un pelín dura, pero la morcilla, espectacular. Inunda de sabor toda la fabada. 


De segundo, Cabritu al Fornu. Maravilloso. Muy bueno, jugosín, y muy buena ración. Con patatinos. 


De postres, Tarta de Frixuelos. Rica. Con un toque importante a anís. 


Y Quesu Casín, ya que estamos en la zona. Una pena que no lo ofrezcan en carta y tuviéramos nosotros que preguntar si lo tenían. Es muy buen reclamo para los que no vivimos allí y no lo podemos comer habitualmente. El queso es de La Corte. Con dulce casero. Muy bueno. 


Para beber, un par de copas de Ribera y agua. 


Pagamos 46,70€


Maravillosa Farturruta, la transición entre el otoño y la nieve, el fayéu y la alta montaña. Un balcón precioso desde el que disfrutar unas vistas increíbles y parando a comer en un sitio privilegiado con cabritu buenísimo. 


No hay comentarios