Hover Setting

default

Farturruta al Bosque de Mual comiendo en Grabelón

Dirección: Xedré - Cangas del Narcea
Teléfono: 985 911 370


Web: https://www.grabelon.es/
Facebook: https://www.facebook.com/Grabelon/
Instagram: [@casagrabelon] https://www.instagram.com/casagrabelon/


Calidad: 3/5
Precio: 20€


Comentarios: Sabéis que en Asturies tenemos la mayor carbayeda (robledal) de España y una de las mejores de Europa, que además, es el fayéu (hayedo) más grande de Asturies. Me estoy refiriendo al Bosque de 
Munieḷḷos, que pertenece al Parque Natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, y al que solo pueden acceder 20 personas, previa reserva al día. 


Como no podemos entrar todos en Munieḷḷos, yo os voy a llevar a sus puertas, a hacer una Farturruta muy fácil, para todos los públicos, que atraviesa un fayéu espectacular que limita con el de Munieḷḷos y que os situará justo en frente para que lo podáis ver en todo su esplendor. 


La ruta es circular, son 8kms, tiene 450m de desnivel y tardamos unas 3h y media en hacerla. Partimos del pueblo de Mual, que fue Pueblo Ejemplar de Asturies en 2018. Aparcamos el coche en el pueblo, aunque si lo atravesáis, os encontraréis un aparcamiento grande cruzando el río. 


El pueblo está muy guapo, y tiene unas vistas preciosas. Merece la pena dar una vuelta por él. 


Atravesamos el río Munieḷḷos por el puente. Y justo ahí se encuentra una explanada donde podéis aparcar el coche. En ese punto exacto empieza la ruta. 


La primera parte va paralela al río, en una ligera subida por camino ancho, que se adentra en un precioso bosque. 


De repente, se nos abre un claro. 


Y encontramos un cruce de caminos. Da igual por donde vayáis, si seguís recto, como nosotros, la subida es más corta pero más dura; si os desviáis a la derecha, la subida es más tendida atravesando el fayéu. Nosotros, seguimos recto. 


Comienza una subida tendida entre castaños. 


Con pasadizos preciosos. 


Salimos a un claro y comienza una subida dura en zigzag. Solo es kilómetro y medio. 


Ganamos mucha altura en poco tiempo, y nos ofrece estas vistas. 


Llegamos al Coḷḷáu de Moncóu, desde el que tenemos unas vistas espectaculares. Se ve toda la Sierra de Degaña y de Caniellas. Se podría subir a la Peña de Moncóu, pero ya alrgaría la Farturruta. 


Giramos según nos indica el cartel a la derecha. A partir de aquí ya solo queda llanear y bajar. Ya superamos todo el desnivel que teníamos que superar y estamos en el punto más alto de la ruta. 


Nos dirigimos por un camino amplio, abierto, con unas vistas espectaculares. 


Hasta introducirnos en un pequeño fayéu, por el que llaneamos. 


Un paisaje precioso vayáis en la época que vayáis. Cuando fuimos nosotros todavía no habían explotado los colores del otoño. 


También se nos van abriendo claros. Ese contraste de bosque-faya-colores-claros, es espectacular. Alla abajo, se vea Mual, de donde venimos. 


Llegamos al desvío que nos indica el Mirador de Montecín.


Para ello, nos tenemos que desviar del camino principal, aunque como veis, está perfectamente indicao. 


Llegamos al mirador.


Y se nos abre Munieḷḷos (su parte baja) en todo su esplendor. Imaginaos el día exacto del otoño con la explosión cromática de colores, tiene que ser un espectáculo. El día que fuimos, como os comenté, todavía no estaba, pero parecía que comenzaba a arrancar. Además, se ve todo el valle de Mual, Oubachu y el puerto del Couñu (Connio).


Volvemos sobre nuestros pasos a la senda principal, y continuamos en dirección Mual. 


Comienza el espectáculo del fayéu


Una bajada preciosa, en la que nos paramos de tropezar porque es imposible bajar la mirada al suelo. 


Llena de rincones maravillosos. 


Ya descendimos prácticamente todo el desnivel, y salimos del fayéu, pero la vista sigue siendo espectacular.


Llaneamos y nos aguarda a los lejos una última sorpresa final. 


Un corru, lleno de truébanos (colmenas), para que no entre el oso. El ingenio humano
no exento de belleza.


Solo nos queda volver al cruce de partida (¿os acordáis?) y volver de vuelta a Mual. 


Mual no tiene restaurante para comer, pero tenéis muy cerca Fordaliz en Oubachu, donde vais a comer muy bien. Nosotros quisimos probar un restaurante nuevo y nos fuimos a Xedré, al restaurante Grabelón. Es además, hotel rural. 


Mini terraza exterior. Dentro entras y hay una zona de barra para tomar algo. En la parte de atrás, se abre un comedor grande, muy guapo. 


Nos trajeron aperitivo. 


Para comer, pedimos Pote. Rico. Caldoso, al estilo occidentan sin faba. Y con el compangu muy rico. 


Caldereta de Corzu. Potente, más que el jabalí. Y no se suele ver por muchos sitios. Muy buena, con salsa y patatas fritas. 


Tienen además carne de ganadería propia. Nos recomendaron el chuletón, queda pendiente para otra visita. Muy buen pan. 


Para beber, DO Cangas. 7 Vidas Tinto. El básico tinto de la casa. Albarín Negro, Carrasquín, Verdejo Negro y Mencía. Muy rico. Tienen más opciones de Cangas, un acierto. 


De postre, Requesón con Miel. Ya que estamos en la zona, había que probarla. Maravillosa. 


Y Tarta de Queso del Horno. Con mermelada de fresa y arándanos. Muy buena. 


Pagamos en total, 41,1€. 20€ por cabeza. Buena opción. 


Una Farturruta por tierra de osos y llobos, que nos lleva a las puertas de Munieḷḷos con un mirador espectacular, atravesando un fayéu precioso. Acabando a comer en un restaurante con ganadería propia. Maravillosa Farturruta. 


No hay comentarios