Hover Setting

default

Plazas

Dirección: Plaza del Carbayedo - Avilés
Teléfono: 651 815 689

Precio: 60€


Comentarios: Anda que no tomé yo cacharros en el Santa Cole, un bar donde nos enamoramos y nos desenamoramos medio Avilés, y eso que a mí ya me tocó la época cuando Galiana empezaba a decaer. Pero no estamos aquí para contar batallitas. Tras una profunda reforma y cambio de dueños, del Pozón además (la cream de la cream de Avilés), se convirtió en el Plazas. 


El Plazas es, además de uno de los locales más míticos, uno de los bares de copas más guapos que os podéis encontrar.  En plena plaza del Carbayedo, bajo unos soportales, con suelo empedrao, tiene varias zonas muy bien diferenciadas. 


Según entras, escaleras hacia abajo o hacia arriba. Hacia abajo, barra y zona para tomar algo, con acceso a la terraza. Hacia arriba, un zona también para tomar algo más tranquilos, y acceso en la parte de atrás a su espectacular terraza. 


Es una de mis favoritas. Maravillosa. Esos rincones ocultos que tiene Galiana, y muchos sitios del Avilés antiguo. Una terraza impresionante con amplia barra y mesas en "jaulas" de forja muy guapas. 


En la parte de arriba, más zona de barra y mesas con un amplio comedor que se convierte en local de copas. Por la cristalera, unas vistas a la panera y la plaza del Carbayedo, preciosas. 


Mi amigo Pablo del Cabanón me comentó que durante la pandemia (o algo antes, no recuerdo) comenzaron a tener cocina, y que no hacían nada mal. Y que, además, 3 o 4 veces al año organizan una cena especial, más cara, con vinos de primera calidad a muy buen precio. Así que en cuanto nos enteramos de la siguiente, nos apuntamos. El precio de la cena son 60€, pero la relación calidad-precio es baratísima. 


Mesas "de boda", donde no quedó un sitio libre. La primera sorpresa de la noche, contar con la presencia de Gerardo Méndez de los famosos Albariños do Ferreiro. Nos presentó su Albariño Adina 2020, un albariño de fincas seleccionadas con suelo de pizarra de la zona de A Lanzada. Muy mineral, herbal, yodo, y con buena acidez. Muy bueno. 


Para acompañarlo, Zamburiñas. Pero zamburiñas de verdad, no volandeiras. Sabor increíble a mar. 


Navajas. Enormes. Brutales. 


Y Berberechos. Enormes también. Sabor increíble. A cada entrante mejor, los 3 traídos de Galicia para la ocasión y a repetir las veces que quisiéramos. 


A mitad de los entrantes, nos trajeron su famoso Albariño Do Ferreiro, pero la edición "cepas vellas". 2020. Otro nivel. Nos dice Gerardo que tienen viñas de hace 200 años, que dan poco rendimiento, pero muy bueno, que, unido a la salinidad de la zona, hacen un vino único. Un espectáculo. Puede ser uno de los mejores albariños que existen y seguro que mejora con los años. 


En la mesa, también Aceite de Mallorca Aubocassa. L'amo, de variedad arbequina y picual. Y 100% arbequina. Muy buenos. 


Lomo de Salmón ahumado Carpier natural. Graso, muy bueno. Un lomo apenas hecho, para disfrutar de toda la intensidad del sabor.


Contamos además con Javier, el director comercial de bodegas Roda que nos fue explicando sus vinos. Lo tomamos con un Cirsion 2017. 89% tempranillo y 11% graciano. 8 meses en barrica de roble francés. En botellas magnum. Impresionante. Potencia, que va dejando paso a la elegancia cuanto más tiempo está abierto. Un vino para dejar, disfrutar y que no se acabe nunca. 


Acabamos con Callos. Muy buenos. Les falta un poco de picante, pero están buenos. 


Y con los Callos, la joya de la corona. Mira que era difícil superar el Cirsion, pero lo del Corimbo I 2015 de Bodegas La Horra, fue espectacular. Un vino para el recuerdo. 100% tempranillo, 8 meses en barricas de roble francés nuevas. Selección de sus viñedos más viejos, alguno de 65 años de edad. Solo 25000 botellas. 


Para el postre, Turrones de Pablo Garrigos. De Alicante. Nos gustaron mucho. 


Con unos licores Do Ferreiro. Ricos. 


Noche perfecta, con productos de primera, y a un precio espectacular. Ya os digo que estás cenas especiales solo las hacen muy pocas veces al año, queda pendiente visita para probar su carta normal, pero viendo la organización, y el mimo que le pusieron a todo, y, qué coño, viendo que son del Pozón, seguro que es un acierto seguro. 


No hay comentarios