Hover Setting

default

Farturruta a la Cascada de Igualta comiendo en Casa Emburria

Dirección: El Cruceru - Tinéu
Teléfono: 985 800 192


Web: https://casaemburria.com/
Facebook: https://www.facebook.com/Restaurante-Casa-Emburria/
Instagram: [@casaemburria_] https://www.instagram.com/casaemburria_/


Calidad: 4/5
Precio: 36€


Comentarios: Nos vamos a una cascada preciosa, no muy conocida, y que, además, supone un paseo pequeño para llegar. Perfecta para hacer con críos, solo hay que tener cuidado en la zona de la cascada por los resbalones con las piedras. Pero no hay peligro. La ruta son 3kms, 1'5 de ida y lo mismo de vuelta. Tiene apenas 150m de desnivel. 


Vamos hasta el pueblo de Máñules, en Tinéu. Podéis aparcar allí. Nosotros dejamos el coche en el cruce entre Máñules y Fuexu, donde indica la parada de autobús. No hay un aparcamiento como tal, pero nosotros lo dejamos arrimao en una zona ancha para que no molestara a nadie. 


En ese mismo punto, ya encontramos un cartel que nos indica el inicio de la ruta. De todos modos, nos lo fueron indicando todo muy amablemente la gente que encontramos en el pueblo. 


El camino es una pista ancha, perfectamente indicada. Siempre recomiendo hacer rutas de cascadas después de varios días de lluvia, porque así va a bajar mucho más cargada de agua. Pero si llovió los días anteriores, quiere decir que vamos a encontrar algo de barro en la ruta. Polainas. Calzado de repuesto. Y a disfrutar. 


Descendemos poco a poco por una pista ancha y limpia. 


Perfectamente indicada. 


Una bajada preciosa. Con manto de hojas incluido. 


Tras un giro que nos desciende directamente a la izquierda, nos encontramos con la cascada. Todo indicado, por el camino principal y sin pérdida posible. 


La Cascada de Igualta es una caída de agua preciosa de 15m. Podéis cruzarla al otro lao para hacer una foto con mayor perspectiva y ver el arcu la vieya (arco iris) en la cascada. Se intuye que el regueru de Máñules va formando más cascadas, aunque tienen peor acceso. 


Una visita y unas fotos rápidas, y nos vamos de vuelta. El chorrón es perfecto para refrescarse en verano, que bajará con menos violencia y se puede uno meter debajo. 


Volvemos por el mismo camino al coche. Y nos vamos al Cruceru, a Casa Emburria. Está a 7kms, en dirección de vuelta al centro, pasando Tinéu. Tiene una mención en Sol Repsol. Y más que debería tener. 


Un clásico de la cocina asturiana. Pertenecen al Club de Guisanderas Asturianas, con Ángela Pérez aportando su saber de la cocina occidental, y también alguna que otra innovación partiendo del producto local. 

Según entras, zona de barra y mesas para tomar algo. Y en la parte lateral, un salón grande. Decoración clásica, y muy cuidada. Atención muy buena. 


En tierra de Choscu, hay que probarlo. Casi como rodajas de bonito. Embutido suave, con ese toque de pimentón que le da alegría. Indispensable. 


Nos dijeron que tenían pote y fabada. Y claro, también queríamos probar el choscu, y un segundo ... así que nos ofrecieron la posibilidad de tomar media de cada para que lo pudiéramos probar todo. Detallazo. 


Ganó el pote, pero porque tenía que ganar uno de los dos. La Fabada está buenísima. Con faba grande, suave, entera. Buenísíma. Y el Pote perfecto, con ese sabor a berza increíble. El compangu muy bueno, sobre la morcilla, que estaba espectacular. Pero el chorizo y el tocino, que, por cierto, era blanco, no se quedaba atrás. 


De tercero, Jabalí. Uno de los mejores que probé en mi vida. Perfecto. Desgüesao, con una salsa maravillosa. Patatinos y pimientos de verdad. 


De postre, a punto de reventar. Nueces con Nata Casera. Y Flan con Nata Casera. La nata es espectacular. Los dos postres, buenísimos. 


Para beber, Penderuyos, de nuestro querido y recientemente fallecido Antón Chicote. Genial como siempre. 


Pagamos 72.50€. A 36€ por cabeza. Maravilloso sitio. 


A la vuelta, paramos en el Camposanto de Salas, a visitar su famoso Teixo milenario con casi 16 metros de altura. Monumento natural desde 1995. 


Cascada maravillosa tras un paseo fácil, un entorno precioso, una guisandera que cocina a las mil maravillas y un teixo milenario que nos conecta con nuestros antepasados. Preciosa Farturruta. 


No hay comentarios