Hover Setting

default

Ayalga

Dirección: C/ Dionisio Ruisánchez, 6 - Ribeseya
Teléfono: 985 860 090


Web: https://ayalgavillarosario.com/
Instagram: [@restauranteayalga] https://www.instagram.com/restauranteayalga/


Calidad: 5/5
Precio: 96€


Comentarios: Ayalga en lengua asturiana significa "Tesoro" o "Lugar donde se encuentra un objeto valioso escondido". Hoy os vengo a contar la ayalga que tenemos en Ribeseya, que, además, acaba de recibir su primera Estrella Michelín, otra más para Asturies. 

Ubicado en el espectacular hotel Villa de Rosario, una antigua casona de indianos, en primera línea de playa de Ribeseya. En un anexo lateral se encuentra el restaurante, lleno de amplias cristaleras con vistas al mar. 


Al frente, Marcos Granda, sumiller y empresario asturiano, con 5 Estrellas Michelín. 3 en Marbella (repartidas en 2 restaurantes), 1 en Madrid y, por fin, ahora en su Asturies natal. Y cocinando, Israel Moreno, un albaceteño que se enamoró de una asturiana, y de paso, tuvimos la suerte que viniera a cocinar aquí. 

Si podéis, reservad cualquiera de las mesas pegadas a la cristalera que da al paseo de la playa. Aunque también nos comentaron que hay gente que prefiere las que son un poco más resguardadas por el tema de la intimidad. 

Tienen carta, y dos menús degustación: sabores de la tierra, a 85€ y Experiencia Ayalga, a 98€. Nosotros pedimos el primero, que es más corto. Y ya quedamos muy llenos con él. 


Comenzamos con unos aperitivos: Asturies en Cinco Bocaos. Coca de Verduras Encurtidas. Refrescante con un toque ácido. Muy bueno. 


Crestas de Gallo. Nuestro favorito de los aperitivos. Crujiente, buenísimo. 


Nuestru Bollu Preñáu. De bocao. Rico. 


Ravioli de Remolacha con Paté de Sardina. Potente contraste de sabores. Rico. 


Mejillón en Escabeche Asturiano. El último, para lavar la boca. 


Seguimos con una Mantequilla Artesana de Anchoas Haza. De Llastres. Maravillosa. Lleva además un toque de queso. Con pan artesano. 


Comenzamos con los platos,  Esenciales de la Tierra. Vieira y su Salpicón. Vieira con salsa de yogur, eneldo y lo acompañan de unos encurtidos. Muy refrescante, tiene un importante toque griego. 


Chipirón de Anzuelo. En su propio guiso. Brutales, muy suaves. Nos encantaron. Tienen una textura genial. 


Huevo con Velouté de "Pitu Caleya". Huevo de corral a baja temperaruta con una salsa espesa de pitu caleya con foie. Muy bueno. 


Lubina Salvaje y Matices Salinos. Buen lomo, perfecto de punto con la piel crujiente. Lleva berberechos y un caldín buenísimo. Nos gustó mucho. 


Solomillo de Ciervo con Duxelle de Setas y Salsa Foyot. Duxelle es una especie de picadillo de setas pasao por una sarten con un poco de mantequilla. La salsa foyot es una variante de la salsa bearnesa a la que le añaden un glaseao de carne. Lleva también una base de setas, que aporta potencia al solomillo. Nos gustó mucho.


Arroz con Leche y Naranja en Texturas. Maravilla. Sabor intenso a arroz con leche con el toque de naranja que le queda genial. 


Chocolate y Especias. Lleva un toque de chile y crema de mango. Picantín. Muy bueno.


Para beber, Sidra Brut Nature Reserva Prau Monga, de Viuda de Angelón. Sidra espumosa seca, muy seca, con segunda fermentación en botella. Elaborada como un cremant (un champagne) con un proceso total de unos 3-4 años. Se escoge la mejor sidra del llagar, y se fuerza la segunda fermentación en su propia botella, lo que hace que cada una tenga su propia personalidad. Cada día se va moviendo la botella para que la borra (la madre, las lías) se deposite en el cuello de la botella para finalmente hacer el degüelle (abrir la botella para que la borra se expulse mediante la presión natural de la botella) y posteriormente se corche. Es una sidra que pasa por barrica nueva de roble francés, y se nota. Color pajizo, fresca, seca, con el gas muy integrado y unos olores maravillosos a bollería donde se nota la madera. Complejísima, riquísima. Perfecta para beber sola, o para comidas. A mí me maravilla. Tienen una carta de vinos enorme, con buena presencia de sidra y vinos asturianos. 


Con los cafés, unas pastas y bombones. 


Pagamos 96€ por cabeza. El menú cuesta 85€. Comer, con estas vistas, es impagable. Y si además, lo hace un albaceteño enamorado de Asturies y su gastronomía, muchísimo mejor. 



No hay comentarios