Hover Setting

default

Cocinandos

Dirección: Plaza San Marcos - Lleón
Teléfono: 987 071 378

Twitter: [@cocinandos] https://twitter.com/cocinandos
Instagram: [@cocinandos] https://www.instagram.com/cocinandos/


Calidad: 5/5
Precio: 100€


Comentarios:  Maravilloso Estrella Michelín y 2 Soles Repsol en la Plaza de San Marcos de Lleón. Un entorno espectacular, con un restaurante precioso, y una cocina que hasta eclipsa todo lo anterior. Y además, un Menú Degustación por solo 68€. 


Entrada por el Hostal San Marcos, antiguo hostal de peregrinos. Amplio comedor con cristaleras. Cocina vista. Y en la parte de atrás, una terraza preciosa, donde también puedes comer. El sitio es espectacular. 


Tienen solo 1 Menú Degustación, no hay carta. Si vas, vas a comer esto. Evidentemente, si tienes algún tipo de intolerancia o alergia, avisando antes, no hay problema. Es un Menú Degustación basado en los 7 caminos de Santiago que pasan por Lleón. Tienes la opción, además, de maridarlo por 29€ más. Nosotros fue lo que hicimos. 


Comenzamos bebiendo una cerveza artesana de Lleón. Ojalá veamos lo mismo algún día en algún Michelín asturiano. Hoptopus Green. De Belecker. Una Doble IPA de 8º graos de alcohol. Rica. 


La tomamos con los aperitivos. Triología de la Gallina y el Pollo: Ssam, Pepitoria y Caldo con su Paté. Referencia al Camino de San Salvador, que une Lleón con Uviéu (y que hice el año pasao). Incluso nos nombran "pitu" sin saber que éramos asturianos. 3 expresiones distintas del pollo. Comenzamos con un Ssam, que es un plato coreano con una hoja de verdura que envuelve, en este caso, pollo. Esperemos que lo de coreano no vaya por los inmigrantes que vinieron a trabajar a Avilés con el boom de la siderurgia. 


Una pepitoria en homenaje a la cocina de aprovechamiento que se hacía con el pollo. Velo con la propia salsa del pollo. Un plato que juega con las texturas, con un toque crujiente. Nos encantó. 


Y el caldo del pollo con su paté emulando a un café. Genial toque de espuma. Muy bueno. 


Nos cambiamos al espumoso, Mirgin Evolució Brut Nature. Fácil y refrescante. 


Lo tomamos con una Vieira Chifa con Aguacate y Kodium. Toque gallego para hacer referencia al Camino Francés. Una vieira fusión, con su toque peruano, con su leche de tigre con un toque alegre de picante. Plato intenso y sabroso. Nos gustó mucho. 


Sopa fría de Espárrago de Tudela con Boquerón, Anchoa y Aceituna. En homenaje al Camino de Madrid. No entendía la referencia del plato con Madrid, pero el plato en sí nos encantó. Otro plato con mucha intensidad, un espárrago perfecto con una sopa fría maravillosa. Mucho juego de contrastes y texturas. 


Nos cambiamos a Gurdos. Vino de León, "mejor rosado de España". Mucha fruta, muy fresco. Para tomar muy frío. 


Lo tomamos con Arroz con Tomate, Mojama y Ventresca de Atún Rojo de Almadraba. En homenaje al camino de la Ruta de la Plata. Igual fue el plato favorito de la noche y eso que el atún estaba un pelín pasao. El arroz, eso sí, perfecto. El tomate sabrosísimo. Todos los platos tienen el nexo de la intensidad, es una cocina con mucho sabor, y eso a mí me encanta. Genial. 


Ribeiro, O Pequeno 2020, de Viña Meín. 80% Treixadura, hierba fresca, con un toque de ¿queso? Distinto. Nos gustó. 


Lo tomamos con Guiso Gelatinoso de Bacalao con Guisantes Lágrima y Perrechico. Ya sabéis por el Odio de Remartínez que los guisantes lágrima están a precio de oro y de moda. Así que no podían faltar. Guiso de la gelatina del bacalao. Otro juego de contrastes y texturas. Maravilloso. Nos encantó. 


Nos vamos al Bierzu con Raúl Pérez, Ultreia. 15 meses en barrica de roble francés. Muy, muy bueno. Nos encantó. 


Lo tomamos con Rosbif de Vaca Vieja, Mollejas, Boletus, Foie y Hierbas. Homenaje al Camino Vadiniense que llegaba desde San Vicente de la Barquera. Otra brutalidad de plato. Muy intenso, al que además se une una potencia de la salsa, muy densa, espectacular. La carne en rosbif, muy tierna. Y claro, uniendo las mollejas, las setas y el foie, brutal. 


Nos dieron de cortante una Kombucha con Cremoso de Queso Savel y Manzana. Homenaje al camino de invierno que une Ponferrada con Santiago. Savel es un queso azul de leche cruda de vaca de la raza jersey. 


El primer postre fue una Panacota de Fresas con Helado de Wasabi. Yo es que con las panacotas no soy objetivo, me gustan mucho. Y el contraste con el wasabi, va genial.


Para el último postre, nos traen un Tostadillo. Vino casero que se hace por la región de Lleón, que se elabora después de dejar secar las uvas hasta que sean casi pasas. Le da un toque dulce, pero sigue siendo ligero. Nos gustó. 


Acabamos con Carrot Cake / Tarta de Santiago. Un homenaje a la tarta de Santiago, pero con el toque de zanahoria. Rica. 


El café, en su preciosidad de terraza, con unos bombones y unas "nubes".


Un precioso viaje en año Xacobéu por los distintos caminos de Santiago que atraviesan Lleón. Un menú con la intensidad y los juegos de texturas como nexo de unión de platos y culturas. Una atención muy buena, y un precio más que ajustado para el tipo de restaurante que es y la ubicación donde se encuentra. Todo un acierto Cocinandos. Os va a gustar. 


No hay comentarios