Hover Setting

default

Roble

Dirección: Calle El Robledo, 21B - La Pola Ḷḷena
Teléfono: 985 492 462


Precio: 63€


Comentarios: A estas alturas nadie puede dudar que Ḷḷena es una de las capitales gastronómicas de Asturies. Y es algo de lo que sentirnos orgullosos, porque no están en nuestras grandes ciudades y eso nos obliga a ir a conocer el sitio de la que vamos a conocer el restaurante. Que cocineros jóvenes apuesten por ello, aparte del mérito que tiene, demuestran que otra gastronomía ye posible. 


Nos acercamos a la Pola Ḷḷena a conocer Roble, con Jairo Rodríguez al mando de los fogones y Paula Lamas, el otro 50% de Roble, al mando de la sala. Un tándem perfecto que consiguió a los 3 años de abrir el restaurante su primer Sol Repsol. Tras más de 10 años en el Balneario de Salinas, deciden abrir su propia aventura muy cerca de su casa familiar. La conciliación, pero también el volver a sus orígenes, ayudaron a lanzarse con el nuevo proyecto. Y está siendo todo un éxito. 


Nos acercamos a cenar dos personas. Entrada a través de una plaza enorme, no muy guapa, pero dentro se pasa de la noche al día. Decoración muy cuidada, llena de detalles. 


Zona de barra, para tomar algo. Y terraza. Dentro, un enorme comedor, con la bodega presidiendo la sala. A priori parece amplio y frío pero consiguen que todo se sienta muy cercano y acogedor. La atención es uno de los puntos fuertes del local. 


Tienen menú degustación, aunque piden reservarlo con antelación. Pedimos de carta. Nos ofrecen para empezar 3 panes distintos, pedimos el pan con 70% de escanda ecológica hecho en colaboración con Speltastur. 


Mientras decidíamos qué pedir, nos trajeron un Gazpacho de Remolacha de aperitivo. Muy refrescante. Un Buñuelo de Queso. Suave, caliente, muy rico. 


Y una Esfera de Afuega'l Pitu con Glaseao de Manzana Roja. Maravilloso. 


Como queríamos probar varias cosas, nos ofrecieron la posibilidad de pedir dos medias tostas. Así que comenzamos con Media Tosta de Sardina Marinada con Velouté de Hinojo y Calabaza Asada. Los brotes son de la huerta propia que tienen en el pueblo. Predomina la sardina, pero la salsa con la calabaza le queda genial. 


Seguimos con otra media tosta, una Lámina de Pan Crujiente con Verduras Escabechadas y Anchoas del Cantábrico. Pan de escanda, la anchoa sobada por Jairo, con unos germinaos de guisantes, toque de afuega'l pitu, pistachos. Nos gustó todavía más que la sardina. Está brutal. Para cortar en dos y disfrutar con la mano. 


De platos, pedimos el Tartar de Atún Rojo Balfegó con Caviar. Buenísimo. Lo tocan lo justo para no matar el sabor del Atún. Fresquísimo. 


Y Salmonete de Roca a Baja Temperatura con Arroz en su Propio Jugo. Vaya maravilla de plato. Arroz al dente, con un sabor increíble, y dos lomos de un salmonete hermoso, con un sabor increíble. Me encantó. 


Nos trajeron para probar uno de sus platos estrella, el Roast Beef de Ternera Asturiana IGP con Cremoso de Patata. Y la verdad es que no mienten cuando lo recomiendan. El jugo de su propia carne es brutal. Y el roast beef finísimo. Muy bueno. Cortesía de la casa. 


Los postres no bajan el nivel en ningún momento, es más, diría que son otro de sus puntos fuertes. Pedimos Milhojas con Cremoso de Vainilla. Con una cobertura de almendra tostada. Frutos rojos de su huerta y helao de vainilla. Buenísimo. El hojaldre lo elabora Jairo. 


Y Fresas Maceradas en Vainilla de Tahití con Nata Fresca y Galleta de Roble. Vaya explosión de contrastes y sabores en la boca. Brutal. 


Con los cafés, esta maravilla de bonsai con unos Suspiros de Payares y un brownie. Nos lo traen con una campana ahumao en madera de roble. 


Para beber, tienen oferta asturiana. Nosotros pedimos Raventós i Blanc De Nit 2016. Cava rosao. Afrutao, fresco y elegante. Aguantó a la perfección toda la comida. 


Pagamos por todo 127€, 63€ por cabeza. Una maravilla de sitio, Producto, mucho curro en la cocina, atención de primera, una sala en la que pareces aislarte del mundo. Nos encantó Roble. 



No hay comentarios