Hover Setting

default

Farturruta al Chorrón de Villamayor comiendo en el Benidorm

Dirección: Villamayor - Piloña
Teléfono: 985 707 111


Instagram: [@hotelrestaurantebenidorm] https://www.instagram.com/hotelrestaurantebenidorm/


Calidad: 3/5
Precio: 16€


Comentarios: Nos faltaba una Farturruta por Piloña, así que nos fuimos hasta el Chorrón de Villamayor, un salto de agua de sobra conocido, pero que viene con sorpresa caminando un poco más. 


La Farturruta que os propongo hoy es facilina, para toda la familia, y podéis hacerla más larga o corta según os apetezca. Podéis ir hasta el Chorrón, que ida y vuelta serían unos 5kms. O podéis ir hasta la Cueva de La Cueva, que ida y vuelta son unos 9kms en total. Como siempre, vosotros decidís. 


Otra recomendación, si queréis ver el salto de agua en todo su esplendor, mejor ir en época de deshielo o después de unos días de lluvias. Es mucho más espectacular. También podéis ir en época de buen tiempo y bañaros. 


Salimos del pueblo de Villamayor. El mismo sitio donde vamos a comer. Así que no hace falta desplazar el coche. Villamayor es una preciosidad que tiene un Ábside de la Santa María de Villamayor, del SXII, que merece la pena visitar. 


Y varios ejemplos de arquitectura tradicional muy bien conservada. 


Cruzamos la carretera, y en seguida encontramos los carteles que nos llevan hasta el área recreativa. 


Al poco, encontramos el Barrio de Carúa. Muy cuidado, lleno de casas preciosas y rodeado de praos con bastante actividad.


De hecho, tras dejar atrás el pueblo, seguimos atravesando praderías para adentrarnos de lleno en una zona de árboles que camina paralela al Riu Pequeñu o de la Cueva. 


Un tramo precioso, que gana en espectacularidad cuando el río baja con más fuerza. 


Hay un par de tramos donde tenemos que cruzar el río, pero por si viene con cargado, construyeron unos cuantos puentes para que puedas cruzarlo sin peligro. Úsalos, parece que no, pero resbala. 


Llegamos al Área Recreativa, grande, guapa y cuidada. 


Tiene carteles  indicativos explicando qué son los corros, y es que la zona está llena de castañales. 


Allí, ya encontráis un cartel que os indica el camino a seguir. 


Y por fin encontramos el Chorrón. Aunque no era una época de lluvias, bajaba alegre, lo cual siempre es de agradecer para la fotografía. Un espacio precioso, donde os podéis bañar, de hecho, a la vuelta había unos cuantos críos disfrutando en el agua. Podéis acabar la Farturruta aquí y disfrutar del chorrón, o seguir con nosotros un poco más hasta el pueblo abandonao de La Cueva. 


Bordeamos el chorrón, subiendo por un camino hacia la derecha, pasando la caseta del tratamiento de aguas. Es una mini subida que se hace sin problema. 


Comenzamos una subidina que nos va sacando poco a poco del bosque. El camino está perfectamente indicado. 


Es increíble ver cómo cambia el paisaje en cuanto ganas un poco de altura. 


Ya veis que hay maderos para proteger de la altura (aunque no hay peligro) e incluso encontramos un banco tras un repecho para descansar. 


El paisaje es una Foz, es increíble ver cómo el rio va trasformando el entornos y abriéndose paso. 


La vista es preciosa. Seguimos bordeando la montaña.


Y volvemos a introducirnos en una zona de bosque. El camino es una maravilla. 


Comenzamos a ver construcciones derruidas. Estamos en el pueblo abandonado de La Cueva. 


Bueno, pues aquí atentos. Porque es la zona que os puede confundir un poco. Justo en la zona donde está Javi, subimos un poco a la derecha y encontramos La Cueva. 


Una cueva preciosa, pequeña, con fin, que sirve de refugio para el ganao. Vista a contraluz desde dentro. 


Y vista desde fuera. 


Desandamos el camino. Volvemos a pasar por el Chorrón, volvemos a parar admirando su belleza. Y hacemos una parada en el área recreativa. Allí se encuentra El Llar del Xaldu, un foodtruck donde podéis comer y beber una buena cerveza asturiana. 


Nosotros nos tomamos una Ordum. 


Volvemos a Villamayor, y nos vamos a comer al Benidorm. Hotel, sidrería, restaurante. Conocido además por estar entre los primeros de los concursos de pinchos. 


Entras y tiene zona de barra, con mesas para tomar algo. 


Y en la parte lateral, un comedor amplio. Reservad, que se suele llenar. 


Pedimos menú de fin de semana. A 16€. De primero, Milhojas de Berenjena con Cecina y Queso de Cabra. Salsa de tomate y cilantro, mucho cilantro. Muy bien el toque dulce con el queso. Nos gustó. 


De segundo, Chuletillas de Cordero al Ajillo. Ricas.


Y Huevos, Pisto y Jamón. Lleva la misma salsa de tomate que la berenjena. Rico también. 


De postre, Flan Casero. Rico. 


Y Arroz con Leche. Requemao. Rico también. 


Para beber, Vino, Casera y Agua. Hay Vino de Cádiz, pero no hay vino asturiano.


Pagamos 16€ por cabeza. Muy bien de precio. Y bien el menú. 


Farturruta preciosa por Piloña. Un salto de agua, con zona de baño incluida; un área recreativa con un foodtruck con productos asturianos y una cueva escondida en una aldea abandonada.  


No hay comentarios