Hover Setting

default

Bockem

Dirección: Elišky Peškové 1095/5, 150 00 Praha
Teléfono:  +420 770 101 223


Web: https://bockem.cz/en/
Facebook: https://www.facebook.com/jsmebockem/
Instagram: [
jsmebockemhttps://www.instagram.com/jsmebockem/


Calidad: 4/5
Precio: 108€


Comentarios: Nos fuimos a probar la gastronomía de Praga a un restaurante con mención en Estrella Michelín. Bockem es un restaurante curioso, por el día ofrece un menú degustación de desayuno, del que hablan maravillas y de noche preparan un menú degustación de cena. Nosotros nos fuimos a probar la cena. 

A 15min de la zona céntrica de Praga, siguiendo el curso del Moldava, en una zona residencial estilo victoriano. El restaurante es precioso, 9 o 10 mesas, aunque la nuestra un poco pegada a la contigua. Sin barra. Un edificio rehabilitado de 1905, con mucho gusto. 

Menú degustación de 5 platos. Te dan la opción de maridarlo, pero cuando vimos que uno de los vinos que usaban en el maridaje era un albariño, pedimos recomendación para un vino checo. Ya veis que en todos los sitios cuecen fabes


Comenzamos con un aperitivo alcohólico. Un Gin Checo con hierbas fermentadas por ellos. Entra solo. 


Nos trajeron otro aperitivo, una crema caliente de verdura con leche de coco, cilantro y un toque amargo de naranja. Muy rico. La crema nos la sirven con el sifón. 


Comenzamos con el menú. Apio. Un plato con apio en distintas texturas para tomar de un bocao. Tiene un toque ahumado y también a miel. Distinto. Nos gustó. 


Seguimos con Pecorino. Salvia. Pasta casera rellena de queso de oveja con pimienta y mantequilla de salvia. La salsa es completamente distinta a lo que probara. Muy rico, nos gustó. Otro juego de texturas.


Nos traen como extra un Mousse de Foigrass con una base de Ciruela y guindas. Para meter la cuchara y mezclar. Tiene también un toque a jengibre. 


Carne de Ternera. Cebada. Calabaza. Repollo. La carne macerada con vino, más toque de jengibre, que acaba matando el sabor de la carne. Eso sí, carne tierna que parte sola. Lleva unos chips de cebolla. No enamora, pero a los amantes del jengibre les encantaría. 


Cerdo. Col roja. Lleva una salsa reducida que es soja pura. Caviar de verdura. Una base crujiente que corona con el toque crujiente de la manzana verde. Juego de texturas. Bien, aunque la soja mata el sabor. 


Nos pasamos a los postres, Pan de Molde. Manzana. Mantequilla. Lleva un merengue de canela y manzana, muy rico. Nos gustó. 


Y acabamos, también de extra, con un Chocolate en distintas texturas. Que tenía buena buena pinta, pero también llevaba jengibre. No enamora. 

Para beber, pedimos que nos aconsejaran algo local. Nepraš Ryzlink Vlašský 2018. Un blanco, de uva Morava y Mikulovská. Nos lo traen abierto a la mesa. Bien.


Otro detalle que nos resultó muy raro, no cambian los cubiertos entre plato y plato. Siendo un restaurante con mención en Michelín nos pareció extrañísimo. Pagamos 216€. A 108€ por cabeza. Lo mejor de ir a otros sitios, es probar su gastronomía. Todos los platos estaban bien ejecutados, pero no nos enamoró la cena. 



No hay comentarios