Nueva visita: Cabo Vidio

Dirección: Ouviñana
Teléfono: 985 596 112



Web: http://cabovidio.com/restaurante-cabo-vidio/
Facebook: https://www.facebook.com/hotelrestaurantecabovidio
Twitter: [@Cabo_Vidio] https://twitter.com/Cabo_Vidio
Instagram: [@cabovidio] https://www.instagram.com/cabovidio/


Calidad: 4/5
Precio: 40€


Anterior Visita: http://www.lesfartures.com/2015/10/nueva-visita-restaurante-hotel-cabo.html


Comentarios: Una de las joyas del occidente (y de Asturies entero). Un hotel-rural con un restaurante precioso, donde se come de lujo y está ubicado muy cerca de una de las joyas del litoral asturiano. Poco más se puede pedir. A 4kms del Cabo Vidío y con infinidad de playas preciosas al rededor. Un sitio idílico y perfecto para dar un paseo antes y después de comer.


Lo primero, reservad. Siempre está lleno. Jairo a los mandos de la cocina y Loreto en sala. Tandem indispensable de la cocina asturiana. La zona del restaurante es realmente preciosa. Un espacio abierto, lleno de cristaleras que dan a una terrraza exterior en madera, con mesas llenas de pequeños detalles, y un ambiente muy íntimo. Música folk asturiana de fondo, y ambiente muy relajado.


Nos acercamos a cenar entre semana con la excusa de hacer una sesión de fotos para la portada del libro aprovechando el sol y esa maravilla de terraza. Las fotos quedaron geniales, y, claro, después hubo que comerlo.

Comenzamos por una Mantequilla de Anchoas de aperitivo. Voló.


Pastel de Centollu. Una de las estrellas de la casa que tenéis que probar sí o sí. Espectacular. Sabe a centollu, pero muy elegante. Y la textura es perfecta, se deshace en la boca. Además, viene acompañado de pan crujiente recién horneao, que le da un plus al plato. Y de mermelada de piquillo que contrasta genial. Platazo.


La joya de la corona. Un Bugre (Bogavante) a la Plancha. Perfecto. Nada más que añadir. Y de los de verdad. Estuvimos escarbando hasta que no quedó nada.


Seguimos con unos Calamares en su Tinta. Otro plato con sabor, pero elegante. Mucho más suave que a los que estamos acostumbrados, y con una textura del calamar perfecta. Nos encantaron.


Pedimos para probar unos Callos. Pero no la ración entera. Otra maravilla. Muy suaves, con un toque picante, aunque aparte nos traen un aceite de oliva con guindilla por si queremos echar más, pero ... no lo necesita. Así están perfectos. Platazo.


Y acabamos con otra ración de Gochu Astur-Celta guisao. Un plato clásico, con tomates, muy rico y que se deshace en la boca.


Acabamos con un Cremoso de Chocolate. Pan tostao, un poco de sal y crema de chocolate para untar ... ¿Os recuerda a vuestra infancia? Pues está más bueno todavía.


Para beber, ¡Ea! Blanco 2016. Solo un par de copas. Pero nos gustó.

Pagamos 80€. El modelo para la sesión de la fotos fue cortesía de la casa.

Ya veis que es una cocina de producto, muy bien elaborada, con un plus de elegancia y sutileza en el sabor y que mira al Cantábrico, pero que también se sabe nutrir de los platos tradicionales asturianos.


2 comentarios :

Raquel dijo...

Me parece muy barato, el bugre a como está? Porque no me salen las cuentas jajaja, solo eso ya serian mínimo 40-50€
Iremos a probar, muy buena pinta, gracias

David López Castañón dijo...

Sí, Raquel. El Bugre fue cortesía de la casa. Que posaron para la sesión de fotos. Se me pasó ponerlo. Ya lo actualicé. Gracias por avisar.