El Cabanón: Cata de Cervezas Negras con Brujería


Dirección: C/Estación, 19-21. Avilés
Teléfono: 678 774 336



Facebook: https://www.facebook.com/Cerveceria-el-Cabanon
Twitter: [@CERVECERIACABAN] https://twitter.com/cerveceriacaban
Instagram: [@cerveceria_cabanon] https://www.instagram.com/cerveceria_cabanon/


LA BRUJERÍA

Dirección: C/ Estación, 18 - Avilés
Teléfono: 985 087 520


Facebook: https://www.facebook.com/brujeriatapas/


Comentarios: Nadie hace lo que hace el Cabanón, ninguna otra cervecería que conozco tiene el atrevimiento a jugársela tanto, yendo un paso más allá (o cinco) que los demás y ofreciendo siempre cosas distintas dispuestas a sorprender a sus parroquianos. Y es que ayer abarrotamos el local (y os aseguro que mucha gente se quedó con las ganas de ir), sin tener ni idea de qué nos íbamos a encontrar, a la última cata que organizó Pablo en su Cabanón.


Ese punto de confianza se logra con mucho trabajo detrás, y con mucha honestidad. Pablo no engaña, y eso la gente lo nota. Cuando ofrece una cata por 30€, sabes que va a ser grandiosa y que, como mucho, cubrirá costes. No lo hace por ganar dinero. Por eso es tan importante valorar lo que hace, y beber mucha cerveza en el Cabanón, porque no somos conscientes de lo privilegiados que somos al tener un equipo así.


Llevo casi 1 año dándole vueltas a la cabeza a la locura de cata de whisky con cocina de Brujería que nos organizó a principios de año, así que nos fuimos a Avilés sin saber qué nos íbamos a encontrar. Y nos encontramos, primero, con una cata de cerveza negra con platos de comida. Lo último que uno piensa cuando combina cerveza y comida es en las cervezas negras, siempre asociadas a los postres, en especial al chocolate, por sus toques amargos.


Lo segundo que nos encontramos fue que la Conexión Sabugo funciona. Y es que fue una gozada ver a Adrián del Yume y Jacobo de Brujería apoyando la iniciativa desde el primer momento.


Adrián elaboró dos panes para la ocasión, de masa madre y harina de trigo ecológica. Un pan de Tomate Seco y Albahacas;  y el otro de Chocolate con Orejones y Avellanas. Buenísimos los dos.


Y Jacobo se encargó de la parte culinaria que acompañaba cada cerveza. Me encanta ver la evolución del Brujería, que no para de crecer. Local muy recomendable.


Comenzamos con la primera cerveza, un clásico. Samuel Smith. Una Imperial Stout de 7% inglesa. Una de nuestras cervezas favoritas que nunca falla, aromas a malta tostada, chocolate y café. Los 7º son perfectos para no saturar de alcohol, y en boca da un regusto amargo con toques de malta y chocolate, incluso frutos secos.


A pesar de su antigüedad (SXVIII) sigue siendo de las pocas cerveceras independientes en Inglaterra, lleva utilizando las mismas levaduras y aguas desde 1900, utiliza barricas de roble y en su zona local sigue repartiendo la cerveza en carruajes.


La combinamos con un Chipirón con Cerveza y Ajo Negro. El ajo negro nos lo pusieron aparte para ir partiéndolo y probándolo con el chipirón. Chipirón perfecto, pero con un guiso de cerveza espectacular que casi acaba con el pan de Adrián. Muy buen plato de Jacobo.


Nuestra cerveza favorita de la noche, a pesar del nivelón de todas, fue Lervig/Hoppin' Frog Sippin' into Darkness B.A. Imperial Stout de 12% (la cosa ya se empezaba a poner seria) de Noruega. Un 96/100 en la biblia de la cerveza, envejecida en barricas de bourbon. Colaboración de la cervecera Lervig con la americana Hoppin' Frog, dos de las mejores del mundo. A pesar de su graduación, entra sola, aromas de vainilla, caramelo, y, por supuesto, bourbon; y un sabor elegante de chocolate y vainilla fascinante. Si tenéis oportunidad, probadla en barril, dificilmente superable.


La cerveza favorita de la noche con el plato favorito de la noche, Taco de Tocino con Bourbon, Chocolate y Especias. Tras probar la cerveza, Jacobo quiso emular esos sabores en un plato, añadiendo además un toque salado intenso. Buenísimo plato, que además lleva una corteza de cerdo y guindilla para darle la potencia que necesitan esos 12º de cerveza. Dulce, picante y salao a la vez. Esto es una harmonización y lo demás cuentos. Arriesgada pero maravillosa.


Otra grandísima cerveza fue la Mikkeller Beer Geek Fudgesicle. Si nos seguís, conocéis de sobra Mikkeller, una de las mejores cerveceras del mundo. Imperial Stout en lata de 12%, otro bombazo donde predomina la vainilla por encima de lo demás. Mas alcohólica y un punto menos elegante que la anterior, se nota más el alcohol. A pesar de ello, cervezón. Además, la pudimos beber casi en exclusiva, ya que fuimos los primeros en Asturies en poder probarla. No os voy a decir lo que significa Fudgesicle, mejor googleáis 😆.


Con la cerveza, Cremoso de Patata y Vainilla con Guiso de Ternera Asturiana. Como veis, Jacobo hizo los deberes y se empapó de cada cervea para buscar el mejor plato posible que la acompañara. Cuchara hasta el fondo y disfrutar la mezcla de la vainilla con la ternera. El cremoso de patata lleva vainilla y la ternera cacao y avena. Otra combinación genial, aunque no contrasta tan bien los 12º de alcohol como la anterior. Seguramente el orden acertado sería probar esta harmonización antes que la anterior.


Nos cambiamos a los postres, y para recuperar un poco, relajamos el nivel de alcohol en la cerveza. Cambiamos el estilo y probamos una Archor Porter. Una cerveza a la que le debemos gran parte del movimiento mundial craft beer, o de la cerveza artesana, que comenzó en EEUU en la década de los 70. Cerveza muy maltosa con toques de vainilla. Muy rica, suave pero con cuerpo. 5,6% de alcohol.


Los postres corrieron a cargo de otra de las responsables del éxito de las catas del Cabanón, Gema Lobato. Unas manos increíbles para los postres y gran conocedora del mundo cervecero, lo que hace que consiga como nadie unir los dos mundos.


Trufa de Chocolate Negro con Corazón de Vainilla. Orgásmico, brutal. Un bombón para llorar de felicidad.


Y acabamos con una Hoppin' Frog Cafe Boris. Volvimos a las Imperial Stout, aunque con unos contenidos 9,4%. Uno de los colaboradores de la segunda cerveza que tanto nos gustó, con una cerveza que es puro café.


Para presentarla, contamos con Leandro Gómez, uno de los mayores expertos en café de Asturies, que podréis encontra en The Coffest Avilés. 95/100 para una cerveza que enamorará a los cafeteros.


Para combinarla, Gema nos propuso un Vasito de Tiramisú. Una vuelta al tiramisú tradicional, con crema de café con base de crumble crujiente de chocolate y por encima, crema de Mascarpone con cacao en polvo. Otro orgasmo en forma de postre que va de maravilla con la cerveza.


Como veis, cerveza negra y cocina sí es posible. Solo hay que unir el talento, jugársela y acertar, como una vez más hizo Pablo en su Cabanón que tantas alegrías nos da. Si no conoces el local, ya estás tardando (es precioso), pero si puedes, apúntate a la próxima cata y déjate sorprender por nuevos sabores.