Nueva Visita: Los Llaureles




Teléfono: 629 769 059



Web: http://www.losllaureles.com/
Facebook: https://es-la.facebook.com/LosLlaureles
Twitter [@losllaureles]: https://twitter.com/losllaureles
Instagram [@losllaureles]https://www.instagram.com/losllaureles/


Calidad: 5/5
Precio: 41€


Recomendaciones: Reserva Menú Degustación + Habitación, relájate y date un homenaje.
Anterior Visita: https://www.lesfartures.com/2018/02/nueva-visita-los-llaureles.html


Comentarios:  Hacer 4 menús degustación al año (uno por estación), más unas jornadas alcohólicas (más alguna sorpresa que habrá en 2019) no es nada fácil. Renovarse, investigar, elaborar, empaparse de tu entorno y del mundo, viajar para conocer otras culturas y adaptarlo a una aldea asturiana, son cosas naturales para Carlos Gallego, pero muy poco habituales en el mundo de la cocina.


La evolución es constante, y cada vez que vamos nos gusta más su menú degustación. Si bien es cierto que cada menú degustación tiene sus platos estrella, de esos que no te puedes olvidar, la idea general del menú es muy redonda y la sensación tras acabar es que estás deseando volver a comerlo en cuanto puedas.


Además, a un precio más que ajustado, 41€. Con platos con mucho trabajo detrás, donde se cuida la presentación, los colores, las texturas y, cómo no, el sabor. Y con una puesta en escena por su hermano Josa Gallego que roza la perfección. Del entorno poco puedo añadir a las fotos, es uno de los restaurantes más guapos de Asturies, y tiene un encanto especial distinto vayas a la hora que vayas, a comer o a cenar.


Comenzamos con Huevos y Erizo. Huevo de codorniz con alga crujiente de base y arroz. Para comer con la mano como si de sushi se tratara. El crujiente del alga, la yema deshaciendose y los granos de arroz crean un bocado fascinante en la boca. Por supuesto, el aporte intenso del oricio. Genial.



Sopa Tom Yum. Sopa típica de Tailanda, con leche de coco y caldo de pollo. Lleva chili y cítricos para darle intensidad. Gambas, frutos secos y filantro. Para servir la sopa sobre el plato, y disfrutar cómo se mezcla todo. Distintas texturas de los fideos, con el picante y el aporte del coco. 


Muy buena. 


Gyoza emberzada. ¿Un pantrucu de gyoza? Pues sí. Maravillosa combinación con una mezcla de texturas espectacular, la gyoza con el crujiente de la verdura. La gyoza está rellena de ternera asturiana. Pero lo mejor es el caldo que baña el plato, consomé de trufa con huesos de vaca que le da un toque genial. De mis favoritos. 


Sabayón de Cava. Base de espuma de cava, con yema de huevo, fritura de piel de pollo, crema pastelera de espárrago blanco, racimo de uva de mar, germinado de guisante, y por encima, láminas de micuit de pato. Otra maravilla de contraste de texturas, la espuma y el toque crujiente del pollo son brutales. 


Platazo. 


Carabinero & Callos. Otra brutalidad de combinación. Callos de ternera espectaculares, picantes, en combinación con una croqueta cremosa de gambas. Coronado por un carabinero y hebras. 


Coliflor tostada. Crema de coliflor sobre base de jamón, sardina ahumada, queso manchego y remolacha. Otro juego genial de texturas y sabores, donde predomina la combinación de la sardina con el queso. Sabor muy intenso. 


Takoyakis a la Madrileña. Takoyaki de oreja de cerdo con una salsa brava picante de verdad y láminas de atún por encima. Contraste de cerdo y atún muy bueno. Y con el toque picante, más. 


Salmonete en escama. Fue complicado quedarme con un plato de todo el menú, porque estuvo todo a una altura genial, pero éste fue mi favorito.  Base de crema de setas. Arroz negro inflado y Salmonete. Nada más, nada menos. Genial la fritura del salmonete con sus escamas "en cresta", que le dan un toque crujiente genial. Espectacular plato. 


En cambio, el que menos me sorprendió fue este Pria a la carbonara. Un homenaje al queso con una combinación de parmesano y pría ahumado con pasta. Rico, pero baja el nivel respecto al anterior. 


Llegamos a los dos postres, el de transición fue el Kluay Buat Chii My way. Una panacota de leche de coco, helado de plátano y agua de azahar. Lleva menta, garrapiñadas y cacahuetes. Otro juego de texturas y sabores. Predomina la menta, aunque la suaviza el platano. Muy bueno. 


Y otro de los favoritos fue la sencillez, pero a la vez la explosión en boca del Pan, Chocolate y Aceite. Dulce y salado a la vez, con tropezones en el helado y crujiente en el pan. Con las bolas de aceite arbequina explotando en tu boca para mezclar todos los sabores. Genial. Lleva de base un crumble de galleta con un toque de aceituna verde. 


Panes Artesanales hechos en la casa. 


Para beber, Castrobey Distinto. 2015. Caiño tinto fresco y con un importante toque ácido. 6 meses en barrica de roble francés. Fue bien con todo el menú, aunque tampoco nos enamoró.


Cada vez es mejor, cada vez nos gusta más, y cada vez se van superando. Los colores del invierno, la chimenea encendida, esas vistas, una atención impecable, y platos que te recuerdan a Asturies mientras recorres el mundo entero y ves por la cristalera un valle espectacular. ¿Qué más se puede pedir? Pues habrá más, ¡que llegue ya 2019 para volver a Los Llaureles

4 comentarios :

Toni dijo...

¿Menú obligatorio o tiene carta?

David López Castañón dijo...

Menú Obligatorio. No hay carta.

Toni dijo...

Qué se le va a hacer. Otro tachado...

Anónimo dijo...

Buenas. A mí es un sitio que me gusta, pero que no termina de convencerme. Me explico.
Al principio, sus menús degustación, les faltaba calor a su cocina, el 80% de los platos eran fríos y era algo que a mí( pese a estar muy bien trabajados y presentados), me daba esa sensación. Por otro lado, he ido cuatro veces y las cuatro he tenido problemas con la bebida. En dos de ellas no había el vino que pedimos, y en las otras dos se quedaron sin él, después de pedir una botella,eramos un grupo grande y no nos dijeron que era la única que tenían. Ese día de hecho quedaron sin una cerveza artesanal que también se había pedido.
Probaré otra vez, ya que este menú, me llama la atención. Un saludo
Mickelson1975