Aniversario Latiza Gastrobar

Dirección: Calle Aurelio Martínez, 7 - Ḷḷuarca
Teléfono: 618 030 273



Facebook: https://www.facebook.com/GASTROBARLATIZA
Instagram: [@latizagastro] https://www.instagram.com/latizagastro/


Comentarios: Nos faltaba un sitio de referencia en el centro de Ḷḷuarca, divertido, en pleno centro, que se alejara de de los clásicos turísticos y que ofreciera una cocina distinta con el producto asturiano de base. Y por fin, en su sexto aniversario, conocimos Latiza.


Latiza existe gracias a Beatriz y Luis, que hace seis años se lanzaron a la aventura creando su propio gastrobar, partiendo siempre del producto que te puedes encontrar en Ḷḷuarca. Buena oferta de vinos, incluídos asturianos, también cuidando la selección de cervezas asturianas.


Según entras, zona de barra alargada, con alguna mesa alta para picar y disfrutar tomando algo. Y al fondo, zona de restaurante, con luz tenue, mesas pequeñas y muy íntimo. Está decorado con mucho gusto.


Para una celebración tan especial, tiraron de amigos, y contaron con la presencia de Juan de Apiñón Bistró, Jhonatan de Cabo Busto y Angela de Baiba Café.  Nivelazo increíble de invitados que nos hicieron disfrutar una noche maravillosa en pleno occidente asturiano.


Comenzamos con un plato de Latiza.  Ceviche de Salmonete. Con caldo de carne, un punto de albahaca, vinagre balsámico blanco y wakame. Refrescante. Muy rico, y con esa intensidad de sabor que da el salmonete.


Juampi nos presentó su Dimsun de Verduras con Ensalada de Violeta, Berenjena Ahumada y Cuajada de Sésamo. Para comer con la mano. Templado. Un salteado de verduras, con un toque crujiente y con un toque importante de aceituna negra. Muy rico.


Volvimos a Latiza con unas Ortiguillas de Mar, Mermelada de Tomate y Lima. Las ortiguillas son anémonas que se suelen comer rebozadas y fritas, y están muy buenas. Crujientes por fuera y con un sabor a mar impresionante. En Latiza las rebozan con maíz con pipas. Y si mezclas el sabor intenso a mar, con el dulzor de la salsa de tomate y, además, le añades unos peta-zetas, consigues un plato con una intensidad brutal, un juego de texturas genial y muy, muy divertido. Nos encantó.


Estamos a mitad de menú, y aparecieron Jhonatan y María, de Cabo Busto, para ofrecernos su Cortante de Cítricos y Lácteos. Dos bizcocho de yogur, uno a cada extremo, para juntarlos con todo lo que hay en medio y disfrutar de un sabor a yogur increíble con toques cítricos de la gelatina de lima. Buenísimo.


Los que vivimos en Avilés sabemos del Gyros de Galiana, que tantas vueltas a casa nos alegró de madrugada, con esa bomba en el estómago tras innumerables cacharros. Juampi, que también lo conoció bien, le quiso hacer una homenaje en su Gyros de Panceta. Panceta cocinada 48h a baja temperatura, un toque de menta, cilantro, soja y ajete. Muy bueno.


Gurupo, Caballa en Escabeche y Cebolla Confitada.  Ya sabéis que el gurupo es un plato típico vaqueiro de la zona occidental. Las sobras del pote se mezclaban con harina de maíz y se le echaba un poco de panceta (cuando había). Aquí Luis homenajea a su padre y mezcla el gurupo con la potencia de una caballa en escabeche y lo endulza con una cebolla caramelizada. Contraste de sabores e intensidad brutal. Buenísimo.


Volvió Apilón Bistró con su Astur-Thai. Costilla a baja temperatura, curry, camarón y fideos de arroz fritos. Viene envuelto en una hoja de verdura. Intensidad pura.


Si los platos de la cena estuvieron a muy buen nivel, lo de los postres de Jhonatan ya fue de otro mundo. Impresionante el talento de Cabo Busto. Ya estábamos llenos, pero no sobró nada en el plato.


Comenzamos con Pasión - Caramelo - Avellana. Una maravilla. Se mire por donde se mire. Presentación, sabor, texturas ... Un postre donde gana la avellana y el sabor a caramelo, con un gran bombón relleno de mousse de avellana cruda con chocolate dentro ... para comer 10 seguidos.


Tarta de Fresas y Nata a nuestra manera. Un versión mejorada del clásico. Lleva bizcocho con aceite de oliva, panacota de nata montada, fresas salteadas con zumo de limón, vinagre balsámico de módena. Recomiendan romper y mezcla todo. Es absolutamente maravilloso. Perfecto.


Para acabar, Ángela, de Baiba Café, nos preparó un Slow Coffee. Experta en cafés especialidad, nos hizo un café solo infusionado, muy fácil de beber, con un toque ácido, muy rico.


Preparó además un Té ahumado para las personas que no se animaron con el café.


Para beber, nos pusimos en manos de Mon, de Mesón el Centro, compañeros de mesa, y bebimos Juan Gil 2016. Jumilla. Buenísimo, potente, con toque ácido y que acaba dulce. Nos encantó.


Reunión de amigos, con mucho talento, para presentarnos un sitio con mucho que decir en el occidente asturiano. Merece la pena la visita.