Cremela, Helaos y Chocolates

Dirección: C/ San Pelayo 37 - Cangues d'Onís
Teléfono: 664 315 215



Web: http://cremela.es/
Facebook: https://www.facebook.com/cremahelada/


Conocí a José Manuel Martínez, "Salas", el año pasao en su hotel - restaurante El Cenador de los Canónigos. Una experiencia maravillosa, tanto el hotel como su restaurante, y ya entonces me comentó su proyecto Cremela, que venía a cubrir un mercao prácticamente sin explorar en Asturies: los helaos.


Si os fijáis, estamos rodeados de heladerías en ciudades. Muchísimos establecimientos ofrecen helados, y muchas cartas de muchos restaurantes, pero ninguno de ellos, o prácticamente ninguno, es artesano y asturiano. Y Cremela lo es. Helados artesanos que buscan ofrecer un producto distinto, apoyando además la escena local, y desde un punto saludable. Elaborados a partir de la leche de productores locales. Tienen muchas propuestas en su tienda, pero el de mango es espectacular.


Cremela lleva pocos meses abierta, pero tiene muchos años detrás. Es un proyecto que se gestó "adulces", muy poco a poco, y que comenzó hace unos 10 años. Como no tienen prisa, y quieren hacer las cosas bien, de momento solo los encontrarás en Cangues d'Onís y en la carta de algún restaurante, pero este verano piensan instalar en el puerto de Tazones un mini-puesto e irán ampliando locales poco a poco.


Además de los helaos, reivindican los sorbetes, pero no los insípidos con colorantes a los que estamos acostumbrados. Sorbetes refrescantes con sabor de verdad. Y además, sin añadidos artificiales. Pudimos probar uno de Zanahoria con cítricos, y otro de frambuesa. Buenísimos los dos.


Su objetivo a medio plazo es elaborar helados sin azúcar y sin ningún añadido artificial. Algo que, a día de hoy, no existe. Pudimos probar sus sorbetes sin azúcar, y damos fe, que ni te enteras. Están buenísimos.


Además de helados, consiguieron el pasado febrero el premio al Mejor Bombón Artesano de Asturias, y cuentan con Tino Fernández, ganador del II Campeonato de España de Estudiantes de Pastelería. En verano, helados, en invierno turrones y durante todo el año, bombones. ¿Qué más se puede pedir? ¡Cremelate!