Monte San Feliz

Dirección: San Feliz, S/N - Ḷḷena
Teléfono: 985 593 089


Facebook: https://www.facebook.com/monte.sanfeliz
Twitter: [@xuneaa] https://twitter.com/xuneaa
Instagram: [@xune_andrade] https://www.instagram.com/xune_andrade/



Comentarios: Volver al Monte como concepto, y mejor si es en un pueblo que se llame San Feliz. Así nos contaba Xune Andrade (Xune, apócope de Xuliu) su vuelta a Asturies, a su casa, a Ḷḷena. Un pueblín a tan solo 5 minutos en coche de la capital, La Pola, de tan solo 20 casas, y donde San  Feliz recibe a su entrada con el restaurante de Xune y unos apartamentos rurales muy guapos.



Hace unos años os contábamos la historia de Javi Farpón, uno de nuestros favoritos, en su Casa Farpón, otro talento joven que volvió y rehabilitó la antigua cuadra de su abuelo en Mamorana, también en Ḷḷena. Ahora se suma Xune a ayudar modernizar y dar un punto distinto a un conceyu que se caracteriza por ser la puerta de Asturies y que, hasta ahora, solo ofrecía cocina tradicional.



El Monte no deja de ser un chigre de pueblo, con una estética muy cuadada. Según llegas, al lao de la panera, una terraza pequeña para tomar algo antes de entrar a comer.



Según entras, la zona de restaurante, con barra al fondo, mini tienda, cocina vista, y 4 o 5 mesas en un comedor pequeño, con una chimenea manteniendo el ambiente.



En el piso de arriba, un comedor más grande, precioso, con unas vistas increíbles, que solo abre para grupos más grandes, fines de semana o bajo reserva.



Xune nos invitó a conocer su propuesta, lleva solo 5 meses abierto, pero nos elaboró un menú degustación con sus platos más emblemáticos. Cocina asturiana, con algún toque creativo, pero volviendo mucho al producto y a la tradición. Es el camino. Y lo tiene claro. Con solo 31 años.


Para beber, Colet a Priori Brut. Cava refrescante. Entra solo.


Comenzamos con Mantequilla - Humo. Importante toque ahumado en la mantequilla.


La combinan con panes artesanos de escanda.


Seguimos con Caldo - Azafrán - Manzanilla. En copa de vino. El caldo de toda la vida de tu güela, pero con un toque de manzanilla. Muy bueno.


Huevas - Croissant. Crujiente y con la textura de las huevas de trucha. Muy rico.


Acabamos los aperitivos, y pasamos a los entrantes. Oricio - Coliflor - Trufa. Uno de los favoritos de la comida. La panna cotta de coliflor está espectacular. El oricio aporta intensidad y contraste salino y la trufa predomina en todo el plato.


Navaja - Meuniere - Ortigas. Hermosas navajas, con un aire de manzana y toque a ortigas. Con cuchillo y tenedor. Y la espuma en cada bocao. Muy bueno.


Ostra - Salmis. Un salmorejo con ostra del Eo. Además, acaban de estrenar la certificación ecológica para las ostras. Una explosión salina en la boca, el salmorejo además lo potencia. Muy bueno.


Cambiamos al tinto. Aseginolaza & Leunda Kauten 2018. Garnacha de la zona de Olite. 6 meses en barrica, sin filtrar. Producción muy limitada. Vino que aguanta perfectamente los platos. Nos gustó.


Comenzamos con los platos. Vaca - Yema - Trufa - Castañas. Otro de los favoritos de la comida. Vaca casina alimentada con harina ecológica de escanda, de la zona, madurada 60 días, queso Vidiago, castaña frita y yema de huevo confitado con un toque de trufa. Para mezclar y disfrutar todo. Una pasada.


Pechuga - Cebolla - Hierbas. Pechuga de arcea, con una emulsión de hierbas y portobello en láminas. Otro platazo.


Venao - Manzana - Avellana. Albóndiga de venao, con un caldo de pollo. Lleva manzana y avellana. La albóndiga está jugosa, pero mejora enórmemente cuando la "empapas" bien en la salsa. Muy rico.


Jabalí - Apionabo - Nabo. Parecía que iba a ser mucho más intenso de lo que de verdad fue. El jabalí contenido, hasta suave. El guiso de fondo estaba buenísimo. Muy rico.



Y acabamos los platos con los Callos. Suavinos. Entraban solos.


Aparte, un poco de picante por si queríamos darle más alegría.


Para cambiar a los postres, un poco de Vino de Misa. Literal.


Chocolates. Preside un macaron para tomar con la mano, el resto, para hundir la cuchara e ir probando las distintas capas. Cremoso de chocolate amargo con pimienta, toque de té matcha. Un juego de chocolates cremoso. Muy rico.


Y acabamos con la Tarta de Queso. Tarta de queso la Peral, así que sí, sabe a queso. Y mucho. Y está muy buena. Secan el queso allí para hacer una miga con él para añadirla a la tarta.



No pagamos. El ticket medio ronda los 40€ dependiendo de lo que bebas. Como véis, cocina de producto, desde platos tradicionales sin apenas tocar, hasta reinterpretaciones siempre basándose en el producto asturiano. A Xune (Elipe, cantante de Dixebra) le acaba de salir un duro competidor como repartidor de felicidad en Asturies.