Hover Setting

default

Farturruta del Vallumediu comiendo en El Barín de Tozu

Dirección: El Tozu - Casu
Teléfono: 620 666 771


Facebook: https://www.facebook.com/el.tozo.3


Calidad: 3/5
Precio: 33€


Comentarios:  Redes nunca defrauda. Ya es la segunda Farturruta que hacemos saliendo de Orllé, la otra os la contamos aquí, así que si queréis, podéis volver a comer en el Hotel Arniciu, que siempre es una gran opción. La idea era subir al Picu Facéu, pero amaneció gafu y con niebla, así que mejor hacer esta Farturruta de plan B. 


Hoy os proponemos una ruta por una parte no tan conocida de Redes, siguiendo el curso del Río Mediu, hasta llegar a la Braña de La Bauga. Una ruta circular, de unos 8,5kms, con un desnivel de 400m, y que tardamos unas 3h en hacer. La ruta es circular, pero nosotros la hicimos al revés del sentido indicado porque nos pareció mucho más llevadero el desnivel. Después, como siempre, vosotros decidís. Está bien indicada y nos hay pérdida posible.


Salimos del pueblo de Orllé, un pueblín muy guapo de Casu. Hay aparcamiento de sobra en la plaza del pueblo. 


Comenzamos a subir a la parte alta del pueblo, y pasamos por un lavadero precioso. 


Dejamos atrás las últimas casas del pueblo. 


Y comenzamos a ganar altura poco a poco. Ya veis que subimos por una pista cómoda con acceso a praos con actividad ganadera. 


Incluso encontramos bancos donde descansar. Aunque el desnivel es muy llevadero. 


La subida, completamente resguardados entre los árboles, es preciosa. 


Cruzamos el primero de los puentes que nos vamos a encontrar por el camino. Ya veis la marca de la ruta en el poste de la derecha. 


Poco a poco abandonamos la pista y seguimos por un camino empedrado entre castaños, ablanos (avellanos) y algún carbayu (roble). 


Comenzamos a abandonar la zona de bosque, y se abren claros, con la espectacularidad de las vistas de Redes. 


A esto me refiero. 


La subida con estas vistas y los colores de los gorbizos (brezos) se hace más llevadera. 


Y si nos damos la vuelta. 


Poco a poco vamos viendo el final de la subida, la pradera que asoma entre la niebla. 


Llegamos a La Bauga, donde nos encontramos con una Cabaña en pie. Llegamos al punto más alto de la ruta, ahora sólo nos queda bajar. 


Desde allí tenemos unas vistas 360º espectaculares. Y se ve claro el camino de bajada a seguir. 


La marca está un poco escondida. 


Para la bajada nos abrió un poco el cielo y pudimos disfrutar todavía más de las vistas. 


Pasamos por una fuente.


Cambiamos a pista. Alguna zona con bastante desnivel, que si hacemos la ruta en el otro sentido, se haría más dura. Para bajar, cuidao, porque puede resbalar en las zonas de sombra con la xelada


Bajamos de forma bastante directa, hasta encontrar otro puente, que ya nos lleva casi de forma paralela al Ríu Mediu lo que queda de ruta. 


Cruzamos un bebedero. Como veis, el camino ya es casi llano y por una pista muy cómoda. 


Y muy guapa. 


Nos quedan otros tres puentes por cruzar. 


Intercalando zonas entre la roca y los árboles, y los claros. 


Y seguimos atravesando paisajes espectaculares.


El último puente ya está rozando casi las casas de Orllé. Con el último tramo paralelos al ríu que da nombre el valle, de en mediu. 


Llegamos a Orllé y vemos los carteles de inicio de ruta. Recordad que nosotros la hicimos al revés del sentido indicado. 


Desde Orllé nos fuimos en coche hasta Tozu, a conocer El Barín de Tozu. Quedá un poco lejos de Orllé, a unos 20kms, pero ya teníamos reserva allí porque la primera opción era subir al Picu Facéu, y no pudimos subir por la niebla. En Casu tenéis muchísimas opciones para comer de otres Farturrutes. 


El Barín de Tozu está situado en el pueblín, precioso, del mismo nombre. Tiene un balcón natural precioso. Tiene un tendeyón con un par de mesas, para comer con esas vistas. Merece la pena. 


Dentro, quizás es todavía más guapo, y mira que es complicao. Casona de piedra y madera, preciosa. Con una chimenea. Y sólo 4 o 5 mesas. 


Hacen cocina casera astur - chilena. Nosotros nos tiramos más a la parte asturiana, pero no nos pudimos resistir a comenzar con un Pisco Sour. Genial este contraste en este ambiente. 


Mientras dábamos buena cuenta del Pisco Sour y nos decidíamos qué pedir, nos trajeron un Tortu de Chorizu de pinchu. 


De primero Fabada. La faba pelín dura y bien de laurel. No enamoró. 


Probamos también el Pote. Lo mismo que la fabada. 


De segundo, Chuletón. Tierno. Rico. Para compartir entre dos. Nos gustó. 


Y de postre, Helado Casero de Avellana que estaba espectacular. Lo mejor de toda la comida. Merece la pena solo por eso. Muy bueno. 


Pagamos 63.80€. Fabada, pote, chuletón y postre. Muy bien de precio. A 32€ por cabeza. Nos falló la cuchara para que la comida fuera memorable, pero el sitio es precioso y la comida prestó. Estuve viendo que recomiendan mucho les Verdines con Pulpu y la Caldereta de Corderu. Habrá que volver a probarlos. 


Un plan B que al final quedó muy apañao. Una Farturruta desconocida por Casu, con unas vistas increíbles y para comer, un chigre precioso con una combinación maravillosa astur-chilena. 


No hay comentarios