Nueva Visita: Abrelatas

Dirección: Ería del Hospital, 5 - La Pola Sieru
Comentarios:  Ya sabéis que somos unos enamoraos de Borja Alcázar y su Abrelatas. Desde que lo descubrimos gracias a David Vilasboas de Kocima no nos cansamos de ir a probarlo y a disfrutarlo. Y nos gusta todo, desde su cocina más tradicional, con su madre Mary Luz al mando de los fogones, hasta su punto más creativo, donde Borja deja libre esa maravillosa cabeza que tiene.


Con motivo de la vista de Bodega Vidas al Llagar Viuda de Angelón, nos juntamos 6 personas, niños incluídos, a comer en el Abrelatas. Y nos pusimos en manos de Borja, lo único que no dejamos a su elección fue la bebida, aunque ahí también coincidimos.


Comenzamos con un Macaron de Compota de Chorizu Asturcelta y Avellana. Ese homenaje a Campoviejo que tanto nos gusta, pero además tirando de gochu asturcelta. Y es que Borja es uno de los cocineros que más apuestan por este producto tan nuestro y que tantas alegrías no está dando.


Seguimos con una de sus sorpresa de este año, su Bombón de Chocolate con Leche y Carrillera de Gochu Asturcelta. Merecía mucho más en el Campeonato de Pinchos d'Asturies, porque la combinación del chocolate de Jose Antonio Darriba junto con la reducción de carrillera es ... espectacular. Para tomar en dos bocaos y con una presentación magnífica.


De primer plato, un Arroz con Pulpín del Pedreru de Tazones Guisáu y Crema Ligera de Patata. Muy original la crema de patata por encima del arroz, para mí era algo nuevo. Debajo, un arroz perfecto, con un pulpo que estaba increíble. Buena ración además. Nada que envidiar a nuestros mejores arroceros.


Y para acabar, uno de los platos fuertes de la casa, la carne. Chuleta de Vaca Vieja Frisona de Sariegu. Borja mata sus propias vacas tras años de cuidar su alimentación para después venderlas en el restaurante, pero en este caso, era de un vecino suyo de Sariegu. Espectacular.


Y no podíamos más, así que no hubo postres.

Para beber, tiramos de los productores de la mesa. Comenzamos con Prau Monga Brut Nature Reserva, casi 4 años de elaboración para un producto que no tiene nada que envidiar a los mejores cavas y champagnes, y que en tienda no pasa de los 8€. Burbuja fina, Olor a panadería (fantástico) y elegancia y persistencia en boca. Una maravilla que va bien con casi cualquier cosa y que nunca nos cansamos de beber.


Y 7 Vidas Blanco. Albarín blanco de maduración temprana. Vino fresco del año, que huele y sabe, y aguanta en la boca. Toque de manzana y de melocotón y fue genial con el arroz y la carne. Muy recomendable. Tienen un CienMontañas blanco, que además de todo esto añade un tiempo en barrica y está buenísimo.


Pagamos por todo 170€. Da igual que vayas al Abrelatas a buscar cocina tradicional, o cocina creativa, que vas a salir encantao. Un placer compartir sobremesa con tanto talento, y tanto apasionado. Gente que pelea contra viento y marea para conseguir sacar adelante lo mejor de nuestros productos: vinos, sidra, gastronomía. Distintas generaciones unidad por el talento y la pasión.

Acepta TicketsRestaurant. 

0 comentarios: