Nueva Visita: Regueiro


Dirección: Tox - Puerto Vega - Navia
Teléfono: 985 648 594



Web: http://www.restauranteregueiro.es/
Facebook: https://www.facebook.com/regueiro.restaurante/
Twitter [@restregueiro]: https://twitter.com/restregueiro
Instagram [@diegorestregueiro]: https://www.instagram.com/diegorestregueiro/


Anterior Visita: https://www.lesfartures.com/2015/12/dorigo-astur.html


Calidad: 5/5
Precio: 95€


Comentarios: Hay casos inexplicables, y después está lo del Restaurante Regueiro con la Estrella Michelín. O Asturies en general. Un sitio maravilloso, donde se come maravillosamente bien, que crece, evoluciona, que no va a lo fácil, y que cada vez que vas tiene la capacidad de sorprenderte, ya sea desde su visión más asturiana o desde su visión asiática desde el occidente asturiano.


Es curioso que para encontrar el mejor sitio donde comer cocina oriental en Asturies (tras el cierre de Fuente la Lloba) debamos ir al occidente asturiano. Y además a Tox, muy cerca de la maravilla de Veiga (Puerto de Vega), en una casona indiana preciosa, rodeada de maizales y con una terraza de la que no te querrás mover.


La casona también es hotel, y el restaurante se encuentra en el primer piso. Mesas espaciadas sin manteles, chimenea enorme que preside el salón, grandes cristaleras, contrastes de blancos y maderas, AC/DC de fondo (gracias Diego), ambiente relajado y mucho rock'n'roll en sus platos.


Hay una falsa creencia que los que defendemos el producto asturiano, solo podemos comer producto asturiano, incluso solo platos típicos asturianos elaborados con producto asturiano. Y Diego nos lo pone fácil. Dispone de 3 Menús Degustación, un tradicional asturiano, con sus famosas croquetas y arroz con pitu caleya como platos estrella (40€); otro donde quedas en sus manos y es él quien te confecciona el menú (47€); su menú Hedonista, donde explota toda su creatividad y te lleva desde Tox al lejano oriente (75€); y una pequeña carta con alguno de sus platos. Tú decides.


Nosotros nos decidimos a probar su menú Hedonista. Y ya empezamos con toda una declaración de intenciones ... no te anuncian los platos. Quieren que la mesa juegue a adivinar los ingredientes y, de paso, evitar el prejuicio de probar cosas nuevas. Al final del menú te entregan una carta con la relación de todos los platos y es ahí donde se ve quien acertó en la mesa. Gran acierto.


Comenzamos con una Infusión de Citronela. Toque ácido increíble, muy refrescante y que, además, lleva un poco de alcohol. Es casi un chupito, aunque nos beberíamos botellas enteras.


Sus famosas Croquetas, por las que merece la pena acercarse solo al local. Perfectas. Y a partir de aquí, comenzó el show. Nivel altísimo de todos los platos, que no decayó en ningún momento. Presentaciones geniales, el cítrico y el picante es casi un denominador común en todos los platos. Intensidad, contrastes, texturas, presentaciones llenas de colores ...


Crema Helada de Sopa Tom Yum. Paté de hígado y Salmonetes, escamas fritas, caviar de río frío, yuzu y jalapeño. Presentación preciosa con una chuchara de nácar (qué maravilla), para un plato frío con una base cítrica, una espuma picante que da una combinación genial. Por cierto, plato frío que se sirve con una base de hielo para que el plato no caliente mientras lo comes.


Todo al detalle.


Pulpo de Vega. Emulsión de su tinta y café, yogurt, chocolate blanco y vainilla. Nos recomiendan mezclarlo todo antes de comerlo. Pulpo local con un toque cítrico buenísimo. Un punto de frambuesa, y algas. Genial. Además, viene presentada en un plato en forma de piedra caliente.


Otra presentación genial. Lamb Masala. Costilla de rack de Nueva Zelanda al Masala y Parmesano, Papadum de Arroz, Chutney de Menta y Mousse de Sesos.


La idea es mojar la costilla (suavísima) en la salsa, que aporta coco y curry.


Y combinarla con una tosta de pan asiático que tiene un importante toque de hierbabuena. Combinación maravillosa.


Curry Rojo de Callos de Bacalao. Raya a la Brasa, Pimienta de Jamaica y Raíz de Loto. La raya suave, con el cartílago, los callos alegres, y la salsa del propio pescado, picante.


Otra explosión en la boca, que además le aporta un sabor vegetal con la raíz de Loto, además del contraste de texturas gelatinosas de los callos y el crujiente de la raíz. Impresionante.


Fuera de carta, nos trajeron un Wagyu en 5 Salsas. Plato con el que Diego anda haciendo pruebas y quería que probáramos. Calidad A5 (la más top, la que más grasa tiene). Una lámina fina pasada por la brasa con pasta de soja y yuzu. Lleva un caldo de salmonetes emulsionado con huevo. La idea es mojar el wagyu en la salsa y comerlo, y lo que sobre, acabarlo con la cuchara. Espectacular.


Tortilla de Angulas de Mar y Montaña. Angulas Enokis estofadas con aliño Thai. Angulas sí, de las de verdad. El aliño le da un toque importante a jengibre y soja, que aporta el toque oriental a las angulas con el huevo. Riquísimo.


Molleja de Angus Americano Adobada. Yogurt, ajo negro, coco, pincelada de chiplote y comino y helado de curry panag de mango. Molleja impresionante, con un helao de curry panag de mango. Contraste brutal.


Nos recomiendan comer un trozo de la molleja y después un poco de helao, pero no mezclarlo. Buenísimo.


Los postres bajaron un poco, a pesar de que también nos gustaron. Pero era imposible mantener el nivel que tuvieron los platos.


Coco, Frambuesas, Galleta y Jugo de Maracuyá. Postre más "típico" cítrico, con una mousse de galleta con tropezones que nos gustó mucho. Rico y refrescante para cambiar el sabor de boca.


Acabamos con Café, Leche Ahumada y Avellanas. Yo como soy muy fan de las avellanas ... me encantó. Además tiene un toque a la leche de antes que me gustó mucho.


Otra combinación de sabores y texturas.


Para beber, Ayala Rose Majeur Brut. Champagne ácido y seco. Toque afrutao y se comportó genial en toda la comida. Tienen amplia representación de vinos y sidra espumosa asturiana.


Pagamos 190€. A 75€ cada menú degustación.


El café y la copa en esa terraza con un día soleado ... no tiene precio. Uno de los grandes restaurantes de Asturies, en un entorno maravilloso, muy cerca de la desconocida costa occidental, y a 1km de Veiga (Puerto de Vega) uno de los pueblos más guapos de Asturies (perfecto para un paseo después de comer). Talento puro en la cocina, desde su visión más tradicional de Asturies hasta su cocina oriental más vanguardista. Una experiencia gastronómica maravillosa.

2 comentarios :

Toni dijo...

Dos preguntas. ¿Cuánto duró el menú? ¿Qué tal el personal de servicio?

David López Castañón dijo...

El tiempo exacto no me acuerdo. Pero ritmo fluido entre plato y plato, sin largas esperas pero tampoco sin apetiguñar.
Y la sala muy bien. Dieron un notable salto de calidad en ese sentido.