A Catar Gastronomía

CERRADO



Dirección: Trinidad, 6 - Gijón/Xixón
Teléfono: 985 437 707


Web: https://www.acatar.es/es/
Facebook: https://www.facebook.com/acatargastronomia/
Instagram [@a.catar.gastronomia]: https://www.instagram.com/a.catar.gastronomia/


Calidad: 4/5
Precio: 33€


Comentarios: Luis Menéndez y su A Catar Gastronomía están de moda, y no es para menos. Tras ganar el concurso de pinchos de Xixón, lo tendremos en breve representando a Asturies (junto con Carlos de Los Llaureles y Mariano de El Quinto) nel Miniature Pintxos Congress, en Vitoria.

Un cocinero muy joven, que viene empujando fuerte, con ideas nuevas, mejorando la tradición y manteniendo una humildad y tranquilidad poco habituales en el gremio. Paso a paso, y haciendo las cosas muy bien.


Cenamos 3 personas su Menú Degustación Corto. 33€ por cabeza con derecho a botella de vino. Y nos costó acabarlo, queda pendiente probar el largo, aunque mejor para comer. El nexo común del menú es el sabor, son platos muy sabrosos, los hubo más complicados y más sencillos, pero todos tenían el sabor muy marcado, y eso nos encantó.


A Catar está situado en pleno centro de Xixón, en una ubicación difícilmente mejorable, a dos pasos de la Plaza Mayor y uno de la estatua de Pelayo. Un local que pasó por varias manos y no acabó de triunfar. En la planta de abajo, barra para tomar algo, y mesas para picar; y subiendo por unas escaleras, comedor amplio, con mesas muy espaciadas. Al mando de la sala, Anna. Impecable. Todo genial. Nos dejamos recomendar y acertó plenamente con el vino.


Comenzamos con unos Bocados de corvina con chalota encurtida y aire de lima. Toque cítrico, mezcla de texturas. perfecto para empezar.


Genial la presentación de la Pareja de buñuelos. Uno verde de pakchoi y setas silvestres y otro negro de cebolla caramelizada y gamba roja.


Parece que no, pero llenan. Ricos los dos, pero gana en intensidad de sabor el verde. Nos gustó algo más.


Stracciatella de burrata a la pimienta y minikumatos en albahaca con avellanas y miel. Sorprende que sea un plato frío, y a pesar de eso, estaba muy sabroso. Nos gustó mucho. Genial el toque de avellana y tomate. La base con el aceite buenísima, no quedó nada. Lo "rebañamos" todo con el pan.


Nuestros huevos rotos con chipirones. Quizá el plato más "normal", pero no por ello el peor. Combinación para romper, con texturas y un sabor buenísimo. Intensidad.


De los favoritos de la noche, aunque estuvo todo a un nivel genial. Secreto con jugo de cerdo, migas de brioche y cilantro con manzana y champiñón laminado. Otro juego de contrastes y texturas. Dados de manzana, champiñón, cilantro y migas crujientes. Y una salsa que era para morirse. Platazo.

Los dos últimos platos tienen a la liebre como protagonista. En el menú solo tiene el Migado y el Solomillo nos lo sacó Luis como extra para que lo probáramos. Costó acabar los dos.


Solomillo de liebre a la Royal. Jugoso, tierna, intenso, con una base de caldo denso brutal ... platazo.


Y Migado de pierna de liebre cocinada en ronner a 24 horas con panceta y a la royal. Repito, estuvo todo a un nivel muy bueno, pero fue mi plato favorito. Otro caldo denso brutal, y contrastes de texturas y sabores en la boca. El toque de la panceta con la intensidad de la liebre queda genial. Nos encantó.


Acabamos con un postre para compartir entre tres, pero que ni pudimos acabar, porque estábamos a punto de reventar. La Marañuela. No es una marañuela, pero sabe a marañuela. Una rosca de merengue dura, con chantillí de limón y praliné de marañuela. Tenéis que probarlo (y yo repetirlo cuando no esté tan lleno para disfrutarlo más).


Para beber, tuví (or not to be). Penedés 2017. Nos gustó. Vino blanco con cuerpo, que aguanta muy bien toda la comida (le costó un poco más con la liebre).

33€ por cabeza. Todos los platos menos el Solomillo. Calidad-precio increíble. Sitio más que recomendable A Catar. Ganas ya de volver a probar ese menú largo y el resto de la carta.